Unos 35 inmigrantes entran en Melilla en el asalto más numeroso de lo que va de año

  • Unos 600 subsaharianos han estado intentando acceder a la ciudad autónoma desde la madrugada. De los que han logrado pasar, cinco están heridos.

La Delegación del Gobierno cifra en 35 el número de inmigrantes que ha conseguido entrar en Melilla este martes después de cifrar en más de 600 el número de subsaharianos que durante toda la madrugada ha intentado acercarse a la ciudad española del Norte de África. Asimismo ha concretado que 17 indocumentados han estado encaramados varias horas en lo alto de la alambrada, a seis metros del suelo, mientras cinco de los que pasaron han resultado heridos.

Según ha informado un portavoz de la institución gubernamental, eran las 02:00 cuando el servicio de vigilancia de la Guardia Civil en la frontera de Melilla ha localizado a un grupo de unos 400 inmigrantes subsaharianos que se acercaba a la valla que separa Marruecos de la Ciudad Autónoma de Melilla por la zona conocida como Villa Pilar.

Tras haber sido controlados por el dispositivo anti-intrusión de la Guardia Civil y contando con la ayuda de las Fuerzas Auxiliares de Marruecos, el grupo se ha dividido para acechar por varias zonas, ha añadido la citada fuente. También, otro grupo de 200 se ha avistado en la zona de Barrio Chino, por donde sobre las siete horas ha conseguido alcanzar su objetivo, ha subrayado el portavoz gubernamental. "A pesar de los esfuerzos del contingente desplazado a las distintas zonas, unidades de la Comandancia de Melilla, grupos de ARS, y el helicóptero de la Guardia Civil, un total de 35 inmigrantes ha conseguido pasar la valla" han señalado desde la Delegación del Gobierno.

Miembros de la Guardia Civil han requerido la asistencia de la ambulancia de Cruz Roja para atender a varios inmigrantes que parecían heridos al saltar desde la valla. Un total de cinco inmigrantes han requerido asistencia médica, por lo que finalmente han entrado en la ciudad. Dos de ellos han requerido hospitalización al tener fracturas en pierna y tobillo. La Delegación del Gobierno, ante la intensa presión sobre el perímetro fronterizo, ha reiterado el total apoyo a las Fuerzas y Cuerpos Estado y, en especial, a la Guardia Civil en su responsabilidad de vigilancia y custodia de nuestras fronteras.

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, ha insistido nuevamente en la necesidad de no admitir que los asaltos masivos y a la fuerza sean una constante en nuestras fronteras. "No es un modelo de inmigración al que nos debamos resignar, por el bien de los inmigrantes" ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios