Antonio García, a la conquista de nuevos mercados

  • El diseñador sevillano se presenta por vez primera en Valencia Fashion Week con una colección, 'Cita en Bradford', a través de la que rescata el espíritu urbano del famoso edificio de la ciudad de Nueva York.

Lleva más de dos décadas como profesional del mundo del diseño y, poco a poco, ha conseguido hacerse un nombre que, a día de hoy, constituye un referente de la alta costura de nuestro país. Antonio García -junto a su hermano Fernando-, son los impulsores de una de las firmas más solicitadas por grandes figuras como Pasión Vega -a la que realizan su vestuario-, Nieves Álvarez, Mariló Montero, Eva González o ese eterno icono de estilo que es Ana Belén. Un prestigio ganado gracias a un talento que hoy demostrará en Valencia Fashion Week, la segunda pasarela más importante de la moda de España y el lugar donde el sevillano presentará Cita en Bradford. "Es una colección bañada de esa elegancia contemporánea que, dicen, desprende mi ropa", explica el creador para nuestros lectores. "Son 34 salidas con todo lo que necesita la mujer acual: abrigos, cóctel, noche... En cuanto a colores, la base principal son el topo y el negro y, entre ambos, una paleta cromática en la que no faltan el fresa, el verde dorado o hasta el azul petróleo".

Muy orgulloso de su trabajo, García se muestra dispuesto, sin abandonar Andalucía, a seguir abriendo puertas de otros mercados como el de Madrid al que, si todo marcha como hasta el momento, es probable acuda muy pronto. "Estamos en la línea de salir fuera y, si la próxima ocasión es Mercedes Benz Fashion Week, será estupendo. Las cosas llevan un ritmo natural y coherente y, aunque la moda es un sector de muchas "burbujas", yo creo en la constancia, el esfuerzo y el amor que tengo a esta actividad. Hay que ir cumpliendo etapas", aclara quien, desde muy joven, está acostumbrado a andar entre hilos y dedales. "Crecí en un taller de costura porque mi madre era modista".

Presidente, hasta no hace mucho, de Adema, la Asociación de Diseñadores Empresarios de Moda de Andalucía -cargo que, con posterioridad, ha ocupado Ángeles Verano-, este luchador infatigable se muestra algo apesadumbrado cuando se le pregunta por "Moda de Andalucía", evento cuyo futuro no parece nada claro. "No debiera ser así", comenta al respecto. "Si existe una plataforma de gente que está realizando una labor, hay que enseñarla de una forma u otra. No nos hemos muerto. Por eso me provoca tristeza comprobar que esto se está diluyendo". Y continúa. "Poco o mucho, este sector debe poseer un apoyo constante de las instituciones aunque también es cierto que se debe replantear todo desde el principio".

Kate Blanchett o Twilda Swinton son dos grandes "estrellas" a las que le gustaría ver con alguno de sus patrones teniendo claro, eso sí, que "no vestiría nunca a una mujer que no fuera ella misma". Una excelente filosofía para quien reconoce no sentirse demasiado afectado por la crisis al tratarse el suyo de un producto para una clientela de nivel adquisitivo medio-alto que, vaya donde vaya, le es fiel. Antonio García conquista con ese eclecticismo urbano, poseedor de un código propio de historias subjetivas, con el que es un placer el reencuentro cada temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios