Jesús del Pozo mantiene su sello sin su creador

  • La nueva colección de esta casa para el próximo otoño-invierno está inspirada en Oriente Medio, en la cultura clásica y en los nómadas. La propuesta, que se verá el 1 de febreroen la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, recupera las siluetas y características de la firma.

La próxima colección para el otoño-invierno 2012/13 de Jesús del Pozo supone una vuelta a las raíces. Oriente medio, la cultura clásica o los nómadas del desierto sirven de inspiración para recuperar algunas de las siluetas más originales y genuinas de la firma.

Siguiendo ese pretexto, la segunda colección que la firma presentará en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid (antigua Cibeles) ya sin el fallecido diseñador el próximo 1 de febrero, se ha ido modelando, buscando formas, aparentemente espontáneas y sencillas. Una mirada nostálgica hacia los comienzos de la casa.

Como resultado, las estructuradas líneas occidentales son sustituidas por curvas que ofrecen volumetrías más orgánicas. Esta subrayada simplificación tan sólo es interrumpida por hilos intercalados, módulos de pliegues superpuestos o costuras evidenciadas en relieve, que dibujan infinitas líneas serpenteantes sobre el cuerpo.

Aplicaciones brillantes parecen dar un baño de oro a la intensa mezcla de texturas, que ofrece una estudiada variedad de jacquards, satenes, organzas y lanas en indefinidas tonalidades de blancos, marrones, oros, azules y verdes.

Abayas, ruanas, chitones o pallas (prendas más propias del folcklore o de culturas antiguas) envuelven el cuerpo de una manera instintiva. Durante el día, abrigos y chalecos, en piel de cabra, conviven, a modo de contraste, con vaporosas faldas largas hasta los pies, realizadas en pliegues de organza y lana.

La noche, por su parte, recupera las formas abandonadas con vestidos sirena.

Una reinterpretación de los orígenes que vuelve a poner de manifiesto la filosofía y los valores más esenciales de la casa cuando el próximo agosto se cumplirá un año de la desaparición del mítico modisto. La antigua Cibeles volverá a rendirle homenaje. Eso siempre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios