Alerta por la falta de agua

  • Los regantes de la comarca de la Axarquía están a la espera de una reunión con los representantes de la Junta de Andalucía para conocer el desarrollo de las obras de emergencia

Estado del pantano de La Viñuela. Estado del pantano de La Viñuela.

Estado del pantano de La Viñuela. / m.h.

Comentarios 1

Los regantes de la Axarquía encaran la recta final de agosto con la misma preocupación que iniciaron el mes. Tienen sus ojos puestos en el 27 de septiembre, fecha en la que se inicia el año hidrológico. De no producirse hasta entonces lluvias copiosas, la comarca entrará oficialmente en sequía a través de un decreto de la Junta de Andalucía. Ayer el pantano de La Viñuela acumulaba 48,77 hectómetros cúbicos cuando tiene una capacidad de 165, siendo el mayor de la provincia de Málaga. Esto supone que está a un tercio de su almacenaje. La variación con la semana anterior es de un hectómetro cúbico, y la comparativa con la misma fecha de 2016 es de algo más de 16 puntos, estaba en 64 hectómetros cúbicos.

"De momento, vamos a esperar hasta que entre el mes de septiembre. Eso sí, queremos que desde la Junta de Andalucía nos expliquen cómo va el desarrollo de las obras prometidas para paliar los efectos de la sequía", comentó Alejandro Clavero, presidente de la Junta Central de Usuario del Plan Guaro que aglutina a todas las comunidades de regantes quien espera, "tras solicitarlo en varias ocasiones" una cita con el delegado del gobierno en Málaga, José Luis Ruiz Espejo. "Queremos saber cómo van las obras de emergencia que se comprometieron a iniciar como la de conexión con los pozos del río Chíllar y el desatoro del túnel de Rubite", enumeró Clavero quien también espera la puesta en funcionamiento del terciario en las depuradoras de Vélez-Málaga y Algarrobo, de forma que puedan regar con agua reciclada.

"Comprendemos que esta actuación no se ha puesto en marcha porque es más complicada su tramitación, por eso queremos saber qué están haciendo, y si los retrasos son razonables y asumibles, lo entenderemos", añadió el presidente de la de la Junta Central de Usuario del Plan Guaro quien ya anunció hace varias semanas, que de no ver avances en las conducciones de riego para los agricultores, iniciarán movilizaciones. "Si no llegan a buen puerto las actuaciones, algo tendremos que hacer", insistió Clavero preocupado con la situación que vive el campo axárquico.

"Si no llueve, ya sabemos que los cortes ya están preparados, pero tenemos que intentar que ya estén en marcha otras medidas efectivas que palien el problema que tendremos en los pueblos tanto para el consumo humano como para los cultivos agrícolas", recordó. Desde abril, los agricultores de esta comarca malagueña sufren restricciones en el riego, de forma que son los de la margen derecha del río Guaro los que pueden encender sus conducciones de agua, y los miércoles los de la izquierda.

Por ello, los agricultores comienzan a concienciarse de que el agua depurada podría ser una solución de cara al mantenimiento de sus cultivos en otoño. De momento, sólo se podría extraer agua de las depuradoras de Algarrobo y Vélez - Málaga. También en Rincón de la Victoria donde actualmente se utiliza agua reciclada para regar el campo de golf de Añoreta. Poner en funcionamiento la planta de Torrox para este uso sería más complicado ya que requiere de nuevas inversiones.

De entrar en servicio todas las depuradoras, los agricultores podrían aprovechar diez hectómetros durante el año que ahora se están tirando al mar. Esta cantidad representa un 40% de la demanda anual de agua para riego en la Axarquía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios