Medio Ambiente

La Junta y el Ayuntamiento se pasan la pelota sobre el control de las cotorras

  • Cada institución asegura que la competencia es de la otra y esta ave invasora no para de crecer

Dos cotorras salen de su nido en una palmera en la Alameda de Colón Dos cotorras salen de su nido en una palmera en la Alameda de Colón

Dos cotorras salen de su nido en una palmera en la Alameda de Colón / Javier Albiñana

Comentarios 1

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga aseguran que la competencia para controlar la proliferación de cotorras en la capital es de la otra institución y, mientras tanto, esta ave invasora no para de crecer en la ciudad, para desesperación de los vecinos que sufren sus ruidos. Fuentes de la Junta de Andalucía aseguran que las necesidades de control de las aves exóticas urbanas vienen derivadas de dos supuestos. El primero es cuando hay daños y perjuicios sobre la salud y el bienestar de las personas y sobre el medio ambiente urbano y, según explican desde el gobierno autonómico, “en este caso la administración competente para actuar es el ayuntamiento”. El segundo supuesto es cuando esas aves exóticas causan daños y perjuicios sobre la flora y la fauna silvestres y los hábitats naturales “y en este caso la administración competente para actuar sería la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio”. “En el caso del que estamos hablando, es el primero, y por tanto la administración competente es el ayuntamiento. Así se lo hemos reiterado en los últimos años al Ayuntamiento de Málaga en distintas comunicaciones oficiales, y así lo hacen también el resto de ciudades españolas”, aseguran tajantes desde la Junta de Andalucía.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, José del Río, no lo ve así y el pasado martes indicó a este diario que “la competencia es de la Junta de Andalucía”. “Cuando hay exceso de ruido la Junta solo nos autoriza a retirar los nidos”, dijo el concejal, quien precisó que han realizado un informe recientemente para analizar la situación y que pretenden tomar medidas consensuadas con la Junta de Andalucía y con la Diputación. El ayuntamiento presentó ese estudio en febrero y en él se afirmaba que había 2.300 ejemplares de cotorras argentinas en la capital, que duplican su población cada cuatro años y que Málaga es la tercera ciudad de España con mayor censo de este tipo de aves tras Madrid y Barcelona.

Los profesores de Biología Animal de la Universidad de Málaga Antonio Román Muñoz y Raimundo Real publicaron un informe en 2006 en el que ya alertaban de la masiva llegada de cotorras a Málaga y pedían que se controlara. Muñoz explicó ayer que están ultimando una nueva investigación en la que detallan que ya hay unas 3.000 cotorras en la capital, de las cuales la mayoría son argentinas pero también existen de la tipología Kramer, de Senegal y Choclero. Este experto subraya que al estar asentadas en entorno urbano “la Junta y el ayuntamiento se echan la pelota el uno al otro y no se está solucionando nada”.

Muñoz destaca que “la Junta solo ha autorizado la retirada de nidos, pero esa es una medida ineficaz para controlar la población porque en pocos días construyen otro nido, de forma que se gasta un dinero sin efecto alguno”. En algunos casos hasta puede ser peor el remedio que la enfermedad porque si se quita un nido grande en el que habitan varios ejemplares –a estas cotorras les gusta estar juntas–, salen, se dividen y crean más nidos. En otras ciudades del mundo para acabar con las cotorras se ha procedido a matarlas disparándoles con aire comprimido, retirar sus huevos y cubrirlos con parafina para que no eclosionen o mantenerlas en cautividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios