Una diferencia de 400 euros entre la privada y la pública

  • Las escuelas privadas exigen en septiembre el pago de una matrícula de 300 euros de media

La asistencia educativa a los niños de 0 a 3 años se sustenta en gran medida gracias a la red privada de guarderías. No hay barrio donde no haya un servicio de cuidado a los más pequeños y, la mayoría, suelen estar sujetos al control de Educación. Pero la diferencia de costes es muy grande entre los que están subvencionados con fondos públicos y los que no.

Tanto en las escuelas infantiles públicas como en las concertadas, el precio de la mensualidad es el mismo para toda Andalucía: 278 euros. Y bajo ningún concepto se cobra matrícula por el inicio del curso. Son condiciones que están recogidas en el Decreto 149/2009 del 12 de mayo ("... en ningún caso las personas interesadas tendrán que abonar cantidad alguna en concepto de preinscripción o matrícula en el centro").

Sin embargo, los precios de una plaza privada de guardería son muy distintos. En una escuela infantil media de la capital, la mensualidad ronda los 360 euros por un servicio similar al de las públicas: ocho horas.

En los centros públicos se cobra el servicio de comedor a 4,50 euros el menú (unos 100 euros al mes), y el de actividades extraescolares o aula matinal a 1,18 euros al día. Pero cuentan con una serie de bonificaciones según los tramos de ingreso en la unidad familiar y sus circunstancias sociales que reduce a una media de 140 euros la mayoría de las mensualidades con comedor incluido.

En las guarderías privadas se exige un suplemento extra de matriculación de otros 300 euros que deberán abonar al comienzo de curso, en septiembre. "Con la matrícula se paga el coste del material escolar que va a utilizar el niño durante todo el curso y un seguro médico", explican en una de estas guarderías. Así, en el mes de septiembre, las familias que han suscrito a sus hijos en una guardería privada tendrán que pagar, como mínimo, 660 euros.

La falta de plazas públicas en diversos zonas de la ciudad y en muchos municipios de la provincia hace que estos elevados costes se hayan extendido casi a la totalidad de las guarderías privadas. Es verdad que los servicios que se ofrecen en los centros infantiles son muy costosos (áreas de juegos, zonas ajardinadas, comedor, transporte escolar, psicólogo, médico...) y sus actividades exclusivas (iniciación al inglés, educación musical...), pero llevar a un niño a una escuela infantil privada es hoy en día un lujo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios