La estación marítima empieza a operar a finales enero tras 27 millones inversión

  • La nueva estación tiene dos plantas, que suman una superficie de 7.923 metros cuadrados. El próximo domingo, Magdalena Álvarez, ministra de Fomento, será la encargada de inaugurarla

La primera fase de la estación marítima de Levante del puerto de Málaga y el atraque Sur comenzarán a operar a finales del próximo enero tras la finalización de las obras, que han supuesto una inversión cercana a 27 millones de euros, ha anunciado hoy el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde.

Ambas infraestructuras, que se consideran claves para aumentar el tráfico de cruceros en la ciudad y que ésta se convierta en puerto base, serán inauguradas el próximo domingo por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez y el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves.

El nuevo atraque, cuyas obras han sido ejecutadas por la constructora Sando, cuenta con doce metros de calado y ha supuesto un desembolso de 11,2 millones de euros.

Por su parte, los trabajos de la primera fase de la estación marítima fueron adjudicados a la empresa Necso, y han supuesto una inversión de 15,7 millones de euros.

La nueva estación tiene dos plantas, que suman una superficie de 7.923 metros cuadrados, en las que están distribuidos vestíbulos, equipajes, almacenes, oficinas de operadores, controles, vestuarios y aseos.

Durante la visita de la estación, Linde ha explicado a los periodistas que la estación será gestionada por la sociedad "Cruceros Málaga SA", creada tras el acuerdo suscrito el pasado agosto entre el puerto de Málaga y la empresa Creurs del Port de Barcelona, que por primera vez invierte fuera de esa ciudad.

La construcción de los atracaderos Norte y Sur y el edificio ha sido cofinanciada por la Autoridad Portuaria y la Unión Europea, a través de los fondos Feder.

El atraque Norte se encuentra actualmente en obras, mientras que la segunda fase de la estación marítima se llevará a cabo cuando lo aconseje la demanda de cruceros, ya que con la primera fase se calcula que es suficiente para un periodo mínimo de cinco años.

Según Linde, con la nueva estación marítima se abren unas buenas perspectivas para impulsar el tráfico de cruceros en Málaga a medio plazo, ya que esta infraestructura requiere un periodo de "maduración".

Antes de su puesta en funcionamiento, los datos sobre turismo de cruceros han mejorado, ya que se prevé cerrar 2007 con 285.000 cruceristas, un 27 por ciento más que en 2006.

La estación ha sido diseñada para que el puerto pueda atender a cinco cruceros al día y unos 5.000 cruceristas, de forma que podrían pasar por Málaga anualmente 500.000 viajeros.

Además, se prevé que esta infraestructura beneficie al sector turístico, dado que la potenciación de Málaga como puerto base de cruceros supondrá un aumento de estancias hoteleras, las de aquellos viajeros que pernoctarán el día antes de la salida de su barco.

La puesta en marcha de la línea de alta velocidad (AVE) entre Córdoba y Málaga también incrementa el atractivo de la ciudad, ya que brinda a los turistas la posibilidad de hacer excursiones a otras ciudades, ha indicado Linde.

Durante la pasada edición de la feria Seatrade Europe, celebrada en Hamburgo (Alemania), algunas navieras confirmaron que repetirán en 2008 sus escalas base en el puerto de Málaga e incorporarán otras en los dos próximos años, caso de MSC, cuyo crucero Lírica eligió Málaga como origen de sus itinerarios en 2007.

Para que los malagueños puedan conocer la estación marítima, entre los próximos días 26 y 30 se celebrarán unas jornadas de puertas abiertas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios