Las familias gastan 280 euros en los cuatro menús de Navidad

  • La asociación Al Ándalus observa un incremento medio de los precios del 10% · Las cigalas de Málaga son las que más se han encarecido al doblar los precios habituales del resto del año

Cada familia gastará 280 euros en comprar las viandas para preparar los menús de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Reyes. Al menos así se afirma en un estudio realizado por la asociación de consumidores y amas de casa Al Ándalus.

Los consumidores se enfrentan a la Navidad más cara de los últimos años, puesto que al tradicional incremento de precios de los productos típicos de las fiestas se suma el aumento que, en general, ha experimentado la alimentación. Además, este panorama se produce en un contexto adverso, con el Euríbor que grava los préstamos hipotecarios por encima del 4,6 por ciento y el IPC interanual en el 4,1, lo que hace temer que se mirará hasta el último céntimo del bolsillo.

David Soto atiende desde hace 12 años un puesto de mariscos en el mercado de Atarazanas y confirma que "comparado con otros años, aún hay poco movimiento". "Se ve menos alegría", confirma Silvia Jiménez, en el puesto El Ruina que, aún así, en estos días pone a la venta el triple de pescado y marisco que durante el resto del año.

Al Ándalus estima en un 10 por ciento el incremento de los precios motivado por la Navidad. Por ejemplo, el cordero, una de las carnes más consumidas estos días, apenas si ha registrado diferencias cuando se trata de lechal (18,90 euros el kilo ayer en Atarazanas). Otra cosa es la pierna y las chuletas que ayer se vendían entre 13,90 y 15,90 euros el kilo, o sea, dos euros el kilo (14 por ciento) en las últimas semanas. También el pavo se ha apreciado. Juan José Delgado vendía ayer el kilo en su puesto a 4,20 euros, exactamente 65 céntimos más que hace un mes, o sea, un 14 por ciento más, aunque Al Ándalus tiene constancia de que en general el pavo ha subido un 30 por ciento.

¿Y el conejo? El secretario de Agricultura y Alimentación del Gobierno, Josep Puxeu, recomendó ayer a los consumidores que opten por el conejo en lugar de otras carnes más caras. El consejo, al menos en Málaga, no parece muy oportuno. Ayer esta carne se vendía en el puesto Alhambra, que dirige desde hace 15 años Karim Misbh, a 7,50 euros el kilo, es decir, es casi un 80 por ciento más caro que el pavo. Además, en el último mes su precio se ha elevado un 15 por ciento. Y existe poca demanda. "Tiene su público, que es fiel, pero muy limitado", pone de manifiesto Karim.

En realidad, lo que gusta en Navidad es el marisco. María Huelin, vicepresidenta de Al Ándalus en Málaga, afirma que se han registrado incrementos de precio de hasta el 50 por ciento. Los productos, que con diferencia, se han encarecido más son los capturados en Málaga. La cigala pequeña ha alcanzado ya los 32 euros el kilo, cuando el resto del año se mueve entre 18 y 20, y la grande se vendía ayer en el puesto El Ruina a 40 euros, cuatro más que hace unas semanas.

La langosta grande se sitúa por el momento como el marisco más caro, a 90 euros el kilo, tres veces más que el resto del año. "Son tan caras que sólo las traigo por encargo y, la verdad, es que este año aún no me las ha pedido nadie", reconoce Silvia Jiménez. Frente a estos precios, David Soto vendía ayer el besugo voraz a 10 euros y la lubina y dorada de acuicultura a ocho.

Las frutas y verduras también alcanzan la Navidad con los precios en sus cotas máximas, al coincidir el consumo masivo con el frío y, por tanto, con un periodo de escasa producción nacional. Los productos más consumidos suelen ser piña, uvas, endivias y aguacates. La primera, importada de Costa Rica, aún se vendía en algunos puestos a 1,50 euros el kilo, aunque la más reciente alcanzaba los 2,60 euros "y todavía tiene que subir más", pronostica José Triano, que desde hace 50 años regenta un puesto en el mercado. "Antes la Navidad era una barbaridad, tenía que venir hasta mi familia a ayudar. Ahora ya con tanto híper y súper la cosa ha bajado mucho", se quejaba.

Ernesto Sánchez vendía ayer en su puesto la uva red globe a 2,50 euros el kilo, aunque la blanca normal aún se puede encontrar a menos de un euro, y hacen furor entre bolsillos desprendidos las cerezas argentinas que Ernesto vende en estas fechas a 20 euros el kilo. También hay demanda de otras frutas que no están en temporada como las fresas (7,50 euros) "e incluso un cliente me ha pedido una caja de guayaba, que no debe tener más de 12 piezas y se vende a 28 euros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios