La vuelta al cole acusará la subida del IVA y será un 2,6% más cara este curso

  • La Confederación de Consumidores y Usuarios fija el gasto medio en 530 euros para alumnos de colegios públicos y en 1.200 para los concertados y privados · Reservar con antelación puede reducir el coste

El mes de septiembre está marcado en rojo en el calendario de muchas familias. También en la cuenta corriente. La vuelta al cole pone a hacer números a muchos padres que tienen que enfrentar el desembolso que supone adquirir el material necesario para afrontar un nuevo curso.

Además, este año hay que tener en cuenta la subida del IVA, que aunque no gravará los libros de texto por tener el impuesto superreducido del 4%, si lastrará los uniformes, el transporte, el material de consulta y papelería y otros servicios como el comedor. La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), cifra el encarecimiento de los gastos de enseñanza en un 2,6% con respecto a 2009.

La CECU insta a los consumidores a buscar las ofertas y descuentos que se pueden encontrar en muchos comercios ya que "tal vez pueda paliar" ese incremento del gasto. La organización estima el desembolso aproximado para los alumnos de colegios públicos en 530 euros por niño. Para los colegios concertados o privados el gasto se incrementa y puede oscilar entre los 880 y 1.250 euros.

La confederación recomienda tener en cuenta las 4R: reducir, reciclar, reutilizar y reparar. En este mismo sentido se ha expresado María Huelin, vicepresidenta de la Asociación de Amas de Casa Al Andalus de Málaga, que recomienda escalonar las compras. No hacer todo el desembolso de una vez puede suponer un alivio para las economías familiares, "durante el mes de septiembre aún se usa la ropa de verano, no es necesario, por ejemplo, comprar el anorak ahora", aconseja Huelin.

Otra opción para reducir el gasto es diversificar la compra en varios establecimientos y comparar precios. Según la vicepresidenta de Al Andalus se puede ahorrar hasta un 30%, aunque admite que en estos tiempos que corren es muy complicado llevar esto a la práctica, "ahora tenemos muy poco tiempo y solemos comprar todo en el mismo lugar". Huelin se declara una firme defensora de las marcas blancas. Asegura que comprar las modas puede resultar hasta un 40% más caro, "si el niño debe llevar un polo blanco como uniforme, no tiene por qué ser la marca más cara", dice.

Material escolar, calzado y transporte es la partida que más presupuesto necesita, pero las actividades extraescolares también pueden suponer un gran desembolso para la economía doméstica. Si los precios de los colegios parecen caros, se debe consultar los servicios que prestan los ayuntamientos y administraciones públicas, que pueden tener programas subvencionados. "No somos partidarios de agobiar a los niños con actividades extraescolares, pero hay colegios que con una única cuota permiten al niño asistir a varias actividades", asegura Huelin.

A pesar de que el incremento del gasto por la subida del IVA va a estar presente, María Huelin se muestra positiva y espera que las administraciones "tengan piedad y sabiendo como está la situación trabajen para no ahogar las economías domésticas y que repercuta lo menos posible en los consumidores".

530

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios