málaga cf

José empeora al Gato y los fichajes no resultan

  • Romero sumó cinco puntos en sus siete primeros partidos como entrenador del Málaga.

  • De los refuerzos invernales, sólo Miquel, Iturra e Ideye se salvan.

  • Samu, desaprovechado.

José González, en el banquillo de La Rosaleda durante un entrenamiento reciente. José González, en el banquillo de La Rosaleda durante un entrenamiento reciente.

José González, en el banquillo de La Rosaleda durante un entrenamiento reciente. / javier albiñana

Los números no entienden de méritos ni justicia poética. No entienden de quién tira los penaltis ni de quién defiende mal un córner. Y los de José González son ya peores que los de Marcelo Gato Romero, que el año pasado por estas fechas era el entrenador del Málaga y firmó un estreno con cinco puntos de 21, logrando su primer triunfo en la séptima jornada al frente del equipo de Martiricos. José se ha quedado en los dos primeros puntos que sumó ante Eibar y Girona.

Es la primera vez en la historia que un entrenador no gana en sus siete partidos iniciales al frente del banquillo blanquiazul. Así que habrá que esperar a la cita de mañana contra el Leganés para ver si rompe por fin esa barrera invisible y que mantiene al Málaga con el cuello pisado en el fondo de la clasificación. Aun así, José lleva un punto más que Míchel a estas alturas de la primera vuelta. Hay que recordar que con el madrileño como técnico el Málaga hizo un punto de 27 antes de ganar al Celta (con chasco copero incluido).

El Málaga no arranca y si sigue vivo es porque sus rivales están siendo mediocres y le permiten aferrarse a una verdad matemática que choca frontalmente con las sensaciones, que son la de un equipo descendido. Los malagueños llevan once encuentros consecutivos sin conocer la victoria.

Pero los males del Málaga no son una cuestión exclusiva de los inquilinos del banquillo. El problema está en la confección de la plantilla. Mal parida en verano, en el mercado invernal se llevó a cabo una transición importante, cercana a la revolución. Ocho llegadas y un rosario de salidas de hombres que en teoría debían haber sido importantes (Jony, Ontiveros, Baysse). Y sin embargo de los ocho apenas dos o tres han mejorado de momento a lo que hay y lo que había. Ignasi Miquel ha encajado bien en el equipo. Quizás sea el fichaje más acertado, no sólo por rendimiento, sino por proyección. También Iturra ha dado algo de equilibrio al equipo. Y eso que era de los que menos se esperaba por edad y currículo reciente. El tercero que mejor ha jugado es Ideye. Lejos de su mejor forma, al menos ya ha conseguido hacer un gol y le da otras cosas al equipo. Pero va tocando exigirle más.

La cuestión es que el Málaga necesitaba hombres para ya y casi todo lo que llegó no está todavía para uso y disfrute. Bueno es una sombra por el campo; Lestienne, Lacen y, sobre todo, Success están a millas de su mejor versión. Ninguno de los cuatro supera a los que estaban. Y queda Samu, al que apenas le han dado tres ratos cuando es de los pocos comprometido con la causa. A pesar d e la lesión, está infrautilizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios