málaga cf

El jeque Al Thani y sus hijos ultiman su regreso

  • Durante este mes de enero tienen previsto ir llegando de manera escalonada a Málaga

  • Nasser estuvo en el palco contra el Betis pero se marchó

  • Nayef planea volver este semana

Abdullah Al Thani, presidente del Málaga, junto a sus hijos Nasser y Nayef, en la sala de prensa del estadio de La Rosaleda. Abdullah Al Thani, presidente del Málaga, junto a sus hijos Nasser y Nayef, en la sala de prensa del estadio de La Rosaleda.

Abdullah Al Thani, presidente del Málaga, junto a sus hijos Nasser y Nayef, en la sala de prensa del estadio de La Rosaleda. / javier albiñana

La familia Al Thani planea regresar a Málaga. En principio no será un desembarco conjunto, sino escalonado durante este mes de enero. Y sí, el presidente del Málaga también estaría entre ellos. Poco a poco los dueños del club de Martiricos irán regresando a la Costa del Sol. Al menos es su idea y la que han trasladado a parte de su entorno cercano.

Aunque siempre hay que contar con el hecho de que son imprevisibles y no sería la primera vez que cambian de opinión sobre la marcha. El ejemplo más cercano es reciente, ya que sus hijas tenían previsto estar ya en tierras malagueñas y a última hora cambiaron de parecer. También se aguarda para esta misma semana el regreso de Nayef, quizás el más implicado de todos sus hijos en el proyecto en los últimos tiempos (además de Hamyan, que fue cabeza visible de la propiedad en los complicados meses de verano).

El último representante de los Al Thani que se dejó ver por Málaga fue Nasser, vicepresidente del club como Nayef. Estuvo en el palco de La Rosaleda en el encuentro ante el Betis, que fue el último que se jugó en la casa blanquiazul en 2017. Esa noche tuvo que aguantar las iras de los seguidores malaguistas, que arremetieron contra su padre y dueño del Málaga. Poco después abandonó la Costa del Sol y no ha regresado, dejándose ver apenas por las redes sociales.

Pero la vuelta esperada de verdad es la del presidente, que no pisa el palco desde el Málaga-Real Madrid que puso fin a la última temporada. El clima era bien distinto porque el equipo venía de salvar la categoría y darse el gustazo de ganar a Barcelona, Sevilla, Valencia, Celta de Vigo. Y con un buen fútbol, todo hay que decirlo. Pero de mayo a hoy han sucedido muchas cosas y el cuadro que dirige Míchel está al borde del abismo de la Segunda División.

Del jeque Al Thani se espera una mayor implicación en este escenario, en el que el Málaga necesita unidad en todas sus áreas. A pesar de la distancia y de su relativa prudencia (últimamente) en redes sociales, todo tiene que llevar su consentimiento. En el club se quejan -de forma privada- de que eso provoca que algunas operaciones (no sólo de fichajes, también cotidianas) no fructifiquen o se retrasen hasta lo desesperante. Un ejemplo cercano fue el fichaje de Iturra, que no terminaba de convencer al presidente. De cualquier modo, todavía hay que esperar que se cumpla este regreso. Y que cambie algo las cosas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios