Al menos 60 muertos en varios ataques del EI en Egipto

  • Los 'yihadistas' asaltan varios puestos de control en la península del Sinaí El jefe de Al Qaeda en Pakistán es abatido por la Policía

Al menos 60 personas murieron, entre efectivos del Ejército y la Policía y civiles, en una serie de atentados suicidas y ataques a puestos de control en el norte de la península egipcia del Sinaí, informaron fuentes de seguridad.

Estos graves ataques fueron reivindicados por Wilaya Sina (Provincia del Sinaí), la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), cuyos milicianos continuaban enfrentándose en la tarde de ayer a las fuerzas de seguridad en la zona.

Uno de los ataques fue perpetrado por un suicida que hizo estallar un coche-bomba en un puesto de control en la zona de Abu Rifai, en Sheij Zaued, según las fuentes.

Los yihadistas atacaron asimismo la comisaría de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí, y otros puestos de seguridad, donde se enfrentaron a tiros con los efectivos del Ejército y la Policía. En los ataques y los posteriores choques los radicales emplearon granadas RPG y proyectiles de mortero, además de artefactos explosivos.

Por su parte, la aviación militar, con helicópteros Apache y cazas F-16, respaldaba con bombardeos a las fuerzas que luchaban sobre el terreno.

El portavoz del Ejército egipcio, Mohamed Samir, sólo informó en un comunicado de que al menos diez uniformados murieron o resultaron heridos.

Según el portavoz militar, unos 70 terroristas atacaron cinco puestos de control pero las fuerzas de seguridad respondieron de inmediato matando a un total de 39 radicales.

Por su parte, Wilaya Sina afirmó en un comunicado difundido en internet que "los leones del califato atacaron de forma simultánea más de 15 posiciones del Ejército apóstata".

El grupo terrorista también anunció que sus hombres tomaron el control total de varias posiciones y repelieron la aviación del Ejército y proseguían combatiendo a los militares.

Los atentados terroristas han aumentado en Egipto, principalmente en el Sinaí contra las fuerzas de seguridad, desde el golpe militar de julio de 2013 contra el entonces presidente, el islamista Mohamed Mursi.

Mientras tanto, el jefe de Al Qaeda en Pakistán, Maulana Asim Umar, conocido como Abdali, murió ayer junto a otros tres insurgentes de esa formación en una operación policial en la provincia de Punyab, en el este del país, informó una fuente oficial.

La Policía paquistaní realizó una operación contra los insurgentes en el distrito de Sheikhupura después de ser informada de que el grupo planeaba un ataque contra las dependencias del Buró de Inteligencia (IB, siglas en inglés) en Punyab, dijo el ministro de Interior provincial, Shuja Khanzada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios