Emilio Calderón gana el Fernando Lara con 'El judío de Shanghai'

  • La novela está ambientada en la ciudad china en la Segunda Guerra Mundial · El escritor malagueño dio el salto a la literatura para adultos con 'El mapa del creador'

El escritor malagueño Emilio Calderón ganó ayer, en una cena celebrada en el Real Alcázar de Sevilla, el Premio de Novela Fernando Lara con El judío de Shanghai. La ficción se ambienta en la Segunda Guerra Mundial y está protagonizada por el cónsul español en Shanghai, en un periodo convulso en que los japoneses mantienen ocupada la ciudad.

Calderón definió la obra como "una novela de personajes" y se mostró convencido de que "resultará entretenida y del gusto del lector". Historiador y fundador de la editorial Cirene, el andaluz se impusoa otras 222 novelas presentadas a este premio, que tiene una dotación de 120.200 euros. El jurado que se decantó por el texto ganador estuvo compuesto por Ángeles Caso, Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Antonio Prieto y Carlos Pujol.

Calderón ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria literaria en el terreno de la narrativa infantil y juvenil. En este campo, ha editado una docena de libros, entre los que se encuentran La momia que me amó, Continúan los crímenes en Roma, Roma no paga traidores, El último crimen de Pompeya y El misterio de la habitación cerrada.

El escritor ya exploró los años de la Segunda Guerra Mundial con El mapa del creador (Roca Editorial), la obra con la que dio el salto a la literatura para adultos. En esta historia, dos jóvenes deciden vender libros de la Academia Española de Bellas Artes en Roma y se ven involucrados en una trama de intriga: uno de los ejemplares de los que pretenden deshacerse contiene un secreto que persiguen los nazis y que desea ocultar el Vaticano.

Calderón también ha cultivado el ensayo. Es autor de Historia de las grandes fortunas de España y Amores y desamores de Felipe II.

Además del Premio de Novela Fernando Lara, la Fundación José Manuel Lara entregó ayer otros galardones: el Manuel Alvar de Estudios Humanísticos, que reconoció el trabajo de la profesora Amelina Correa Alejandro Sawa, luces de bohemia; y el Antonio Domínguez Ortiz de Biografía, que recayó en la obra del sevillano Francisco Socas Séneca, cortesano y hombre de letras.

la fundación sigue viva

El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara Bosch, garantizó ayer que la Fundación José Manuel Lara, que lleva el nombre de su padre, proseguirá con su labor editorial como ha hecho hasta ahora, al mismo ritmo y con las mismas colecciones. Lara achacó a un error de comunicación propio que se hayan publicado informaciones en sentido contrario.

El editor y empresario admitió que la sede de la fundación, la Casa Fabiola de Sevilla, en la que ayer recibió el Premio Montblanc, se cerrará en breve y será vendida si se recibe una oferta adecuada, pero aseguró que el organismo está buscando ya un edifico más operativo, que permita la celebración de actos con mayor asistencia y más comodidad de aparcamientos y accesos. La fundación, insistió, "seguirá a pleno funcionamiento".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios