La Phármaco derrama sus esencias con su 'Chacona'

  • La directora de la compañía, Luz Arcas, protagonizará una residencia artística

Si la danza es uno de los ingredientes esenciales de la oferta cultural del Centro Pompidou Málaga, que La Phármaco, la compañía instalada en Madrid y dirigida por la malagueña Luz Arcas, tuviera su protagonismo en el cartel era sólo cuestión de tiempo. Finalmente, la agrupación llegará al Cubo del Puerto el próximo sábado 16 con Chacona, una de las piezas breves de su repertorio, inspirada en la Chaconne de Sofía Gubaidulina (composición inspirada a su vez en la Chacona de J. S. Bach) e interpretada por cinco bailarinas, con la coreografía y la dirección de Luz Arcas y la música en directo a cargo de Carlos González. Tal y como comentó ayer la misma Luz Arcas a este periódico, su intención es que la obra no se represente en el auditorio sino en otros espacios del Centro Pompidou, con el fin de favorecer una relación más especial con el público. Según reza la documentación de La Phármaco, en Chacona (nombre de una danza barroca de origen español que gozó de gran popularidad en toda Europa entre los siglos XVI y XVII) "cinco cuerpos se reúnen en torno a misma melodía. Cinco cuerpos-variaciones, como voces mecánicas que buscan encontrarse, construyendo alianzas en una melodía común, sin miedo a que esta les borre: cinco cuerpos que pierden sus rasgos en la melodía común del tiempo". Con esta propuesta, La Phármaco regresa a Málaga sólo unos días después del estreno en los Teatros del Canal de Madrid de su último espectáculo, Kaspar Hauser. El huérfano de Europa, saldado con gran éxito de público y crítica y que llegará al Ciclo de Danza del Teatro Echegaray el próximo mes de octubre. Mientras tanto, los seguidores malagueños de Luz Arcas, reconocida en el último año con el Premio Ojo Crítico de RNE y el Premio del Teatro Andaluz entre otros galardones, y confirmada como uno de los valores en mayor alza de la danza contemporánea en España, pueden ir disfrutando de La Phármaco con su singular Chacona.

Además de la representación del sábado 16, Luz Arcas protagonizará una suerte de residencia artística en el mismo Centro Pompidou durante cinco días con el fin, tal y como señalaron tanto la propia bailarina como fuentes del museo, de que a su término la artífice presente un solo de danza inspirado en la colección que actualmente se expone en el equipamiento. No obstante, será en los próximos días cuando se termine de concretar los términos de esta colaboración. A través de espectáculos como Sed erosiona, Éxodo: primer día, La voz de nunca (montaje que recreaba el Esperando a Godot de Samuel Beckett a través del movimiento) y el último Kaspar Hauser, Luz Arcas y La Phármaco han abierto puertas para la exploración de la danza y las artes escénicas con una ambición poderosamente contemporánea pero a la vez arraigada en cierta tradición de la Antigüedad. Y es el que el mito tampoco le resulta ajeno a La Phármaco, en toda su extensión y hondura. Más razón de ser para el Pompidou.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios