Serrat y Sabina, "un colibrí y un cuervo", contraatacan a la crisis

  • Hoy sale a la venta 'La orquesta del Titanic', un nuevo álbum a dúo que presentarán el 4 de agosto en el Martín Carpena.

El barco que es el mundo como lo conocemos se hunde, claman los diarios. Y en medio de la zozobra, dos pájaros llamados Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina -"un colibrí y un cuervo", dicen ellos- han querido mitigar la crisis con una nueva gira internacional y un disco con temas inéditos. La orquesta del Titanic (Sony Music) es el título de este álbum, que se publica hoy y que constituye su segunda experiencia discográfica como dúo tras Dos pájaros de un tiro, que recogía la gira del mismo nombre que desarrollaron con gran éxito por numerosos países en 2007.

"Teníamos muchas ganas de revivir la felicidad fiestera de aquella gira, que nos dejó un gran sabor de boca. Nos daba corte no exigirnos más y se nos ocurrió hacer un disco con canciones inéditas, para que la gente vea que esto no es sólo para celebrar que estamos vivos", explicó Joaquín Sabina.

El germen fueron unos versos incompletos que guardaba el célebre músico de Úbeda (Jaén) y que, mano a mano con el autor de Mediterráneo, se convirtieron en el tema que bautizó este trabajo, una metáfora de "la pedazo de crisis que estamos viviendo" y, al mismo tiempo, un "símbolo de cómo morir con dignidad". "Aunque sin llegar a ese límite", apuntó rápido Serrat. "Y en caso de llegar a él, yo pienso morir sin ninguna dignidad", añadió Sabina entre risas.

Han sido meses de trabajo encerrados una habitación, pero también de intercambio de correos electrónicos y de conferencias por internet. El resultado es un disco producido por Javier Limón, que se abre con ritmos de swing y orquesta, para pasar a un rock con cadencia brasileña, a un peculiar villancico y a varios espacios para la pura emoción.

La orquesta del Titanic incluye además colaboraciones tan especiales como la de "Alejandrito Sanz", que hace un solo de blues, o la de Antonio Carmona, que se apunta con el cajón.

"Este trabajo sale de la voluntad de dos personas que se llevan bien y conocen sus puntos en común y las cosas que pueden llevar a divergencias. Hay unas normas tácitas entre dos personas que se quieren, se respetan, se admiran y quieren hacer algo juntos. Ninguno va a pedir al otro que actúe, escriba o piense algo que no sepa que le va a acomodar", explicó Serrat. "Y si te gusta cambiar el paisaje y la decoración de tu casa, es estupendo ir a la casa de otro. Se aprende mucho", observó Sabina a continuación, quien destacó "el sentido de la musicalidad" de su compañero de viaje, así como "su rigor y el amor al oficio".

Dos pájaros contraatacan es el título que han escogido para la gira que los pondrá de nuevo en la carretera y, aunque en sus temas a veces hagan referencia a cosas que no son del todo optimistas, no se ven como pájaros de mal agüero. "Yo me veo un poco cuervo y tú eres un poco colibrí", le señaló Sabina a Serrat.

El tour arrancará el próximo 5 de marzo en Salta (Argentina) y el 29 de julio llegará a Zaragoza, la primera fecha del tramo español, que incluye otras 21 ciudades más, entre ellas, Málaga el 4 de agosto en el Palacio de Deportes Martín Carpena.

Además de los temas nuevos, avanzan que cantarán viejos éxitos, intercambiando sus amplísimos repertorios. Sabina, que se atreverá con el catalán, apuntó la química especial que se establece entre ellos sobre el escenario, como en "una partida de ping pong". "Uno se va creciendo en la medida en que el otro lo va haciendo muy bien", concluyó el autor de Princesa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios