Crisis en la pinacoteca

El alcalde admite que la cesión de los cuadros del Thyssen aún no se ha firmado

  • De la Torre piensa que el museo saldrá "fortalecido" tras las dimisiones, asegura que el contrato se rubricará en los próximos días y dice que el compromiso de Carmen Cervera "es más fuerte que nunca"

Comentarios 5

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), ha admitido esta mañana que el contrato para la cesión de las obras que componen la colección del Museo Thyssen-Bornemisza de Málaga aún no se ha firmado, aunque restó importancia a este hecho y anunció que "con toda seguridad" será rubricado en los próximos días por la baronesa Carmen Thyssen, propietaria de los cuadros que ahora cuelgan de las paredes de la pinacoteca.

De la Torre también aseguró que el Museo Thyssen de la ciudad sale "fortalecido" tras las dimisiones en su cúpula directiva, ya que el "compromiso" de la baronesa Carmen Thyssen es "más fuerte que nunca".

De la Torre ha declarado a los periodistas que Carmen Thyssen "ha defendido la existencia de esta bicefalia" entre el gerente del museo, Javier Ferrer, y la directora artística, María López Fernández, y ha dicho que esta continuará en funciones en su cargo al menos tres meses, periodo en el que se convocará un concurso para este puesto.

"Lo que hay detrás es una divergencia puramente técnica sobre cómo se concibe la gestión de un museo. No tiene más alcance", ha dicho el alcalde, quien ha insistido en que fue la propia baronesa quien propuso nombrar un director gerente.

Al respecto, ha precisado que el historiador Tomás Llorens, miembro del Patronato, "no está de acuerdo en que haya gerente", pero la baronesa sí ve aplicable el modelo de Madrid, cuyo museo Thyssen ha obtenido resultados "muy válidos" en el último año.

Preguntado si intentó evitar las dimisiones de López y Llorens, De la Torre ha manifestado que él siempre ha abogado por la "reflexión serena" en torno a las tomas de decisiones y que éstas "no se tomen en caliente".

En cuanto al retraso de la primera exposición temporal, cuya inauguración estaba prevista ayer, el alcalde de Málaga ha desligado dicho aplazamiento de las dimisiones, y ha manifestado que María López conocía desde hace al menos diez días que se iba a retrasar la exposición, por lo que debía haberlo comentado en una nota de prensa.

Ha añadido que el retraso de la primera exposición temporal se debe al "deseo personal" de la baronesa de que la muestra sea "de más ambición de la que se había planteado anteriormente", y que formen parte de ella cuadros que actualmente no están disponibles.

María López justifica su dimisión en "el incumplimiento de determinados pactos" de su contrato y Tomás Llorens en que el museo "ha dejado de tener el grado de credibilidad histórico artística que debería esperarse".

Estas dimisiones se conocieron ayer, dieciocho días después de la inauguración del museo, que aspira a recibir entre 200.000 y 250.000 visitantes anuales

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios