Sobre lo que cabe esperar: la posibilidad del reino

  • El Pompidou contiene la colección más importante en su género junto a la del MoMA

La posibilidad de traer a Málaga obras de la colección del Centro Pompidou es como ir al supermercado: el museo, inaugurado en 1977, posee más de 76.000 obras de arte moderno y contemporáneo, en un abanico que abarca desde finales del siglo XIX hasta el presente. Se trata de la mayor colección de Europa en su género y la más importante del mundo junto a la del MoMA en Nueva York. ¿Qué puede esperar Málaga de su futuro Centro Pompidou? Si atendemos, tal y como quiere el alcalde, exclusivamente al arte moderno y a las vanguardias del siglo XX, la baraja sigue siendo de órdago. El Pompidou custodia en sus fondos en la actualidad 185 obras de Picasso, 130 de Miró, 486 de Jean Dubuffet, 47 de Modigliani, 1.536 de Kandinsky, 2.909 de Brancusi, 62 de Klee, 253 de Matisse, 1.633 de Duchamp, 137 de Klein y 645 de Chagall, sólo por citar a algunas luminarias. De otros maestros como Francis Bacon, el Pompidou sólo guarda once obras, pero en este catálogo se encuentran piezas como el fundacional Three figures in a room (1964) y Self portrait (1971). En cuanto a visitas, las cifras de son de vértigo: el Centro Pompidou recibe una media anual de cinco millones de visitantes, mientras que su hermano menor en Metz recibió en 2012 más de 475.000 (un registro superior al de cualquier museo malagueño). La exposición temporal dedicada a Dalí clausurada el pasado mes de marzo recibió en París cerca de 800.000 visitas. Además, el Centro Pompidou Móvil, en versión desmontable, acerca buena parte de sus colecciones a toda Francia con resultados igualmente satisfactorios.

Ante un legado semejante, Málaga aspira sin duda a ingresar de una vez en el reino del panorama museístico internacional; aunque también corre el riesgo de quedarse con las migajas. El alcalde se mostró ayer firme en su apuesta por el arte moderno, pero, en última instancia, la última decisión quedará siempre en manos del Centro Pompidou. El convenio de colaboración se expresa así en este sentido: "El comisario de la exposición será confiado a un conservador del Centro Pompidou, en colaboración con un responsable municipal con experiencia en el ámbito cultural". Por otra parte, si finalmente el Centro Pompidou apostara por traer a Málaga obras de arte contemporáneo, obligaría al Ayuntamiento a presentar una seria competencia al CAC; aunque, de entrada, si bien es cierto que las vanguardias del siglo XX son en gran medida una cuenta pendiente en la ciudad, la intención del alcalde no parece estar exenta de conflictos con la línea emprendida por el Museo Picasso en sus muestras temporales.

Málaga, en fin, se beneficia ahora de la política de expansión de grandes museos como el Louvre. Y ojalá sea para cantar bingo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios