Editorial

Vértigo socialista

EL Partido Socialista Obrero Español ha iniciado el curso en el que tendrá que afrontar tres elecciones de carácter nacional -y otras en Andalucía y Cataluña- de la peor manera posible: abriendo una crisis general en una de sus organizaciones territoriales más importantes. La decisión del secretario general socialista, Pedro Sánchez, de destituir al secretario general del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez, y sustituir la dirección que encabezaba por una gestora ha vuelto a desestabilizar a la relevante federación madrileña y, con ello, ha llevado el desconcierto a buena parte del PSOE nacional. Independientemente de las carencias de Gómez, que ya había fracasado en unas elecciones y debilitado orgánicamente al partido y sobre el que pesaban sombras de presunta corrupción en el pasado, lo que ha movido a Pedro Sánchez a realizar esta brusca operación ha sido su voluntad de dar un golpe de autoridad para reforzar un liderazgo que, a pesar de estar legitimado por la decisión mayoritaria de los militantes socialistas en fecha reciente, no ha dejado un solo día de ser cuestionado e incluso combatido en algunos sectores destacados de la organización. Ahora bien, para conseguir este objetivo ha utilizado procedimientos discutibles. Al no convencer a Tomás Gómez de la conveniencia de su dimisión, optó por defenestrarlo, en abierta contradicción con el valor que le ha estado dando él mismo a las elecciones primarias como instrumento de democratización del PSOE. Porque Tomás Gómez era candidato después de que ningún otro dirigente madrileño consiguiera reunir los avales para enfrentarse con él en las primarias. Sánchez ha tirado este método por la borda y, de hecho, le ha ofrecido la candidatura a la Comunidad de Madrid al ex ministro Ángel Gabilondo, que no se someterá a primarias. No es extraño que Susana Díaz haya contrapuesto a este vértigo de crisis e inestabilidad la unidad y el liderazgo sólido de los que hace gala el PSOE andaluz. Sabe cómo se castiga la división.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios