El foro de ministras impulsa la igualdad como motor económico

  • El Encuentro Europeo de Mujeres que se celebra en Cádiz insiste en que los avances de la UE en políticas de género no evitan la gran brecha salarial

Comentarios 1

El documento marco que salió de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer que se celebró en 1995 en Pekín "continúa estando vigente y sigue marcando las políticas de igualdad. Prueba de ello es que aún queda mucho por cumplir", dijo ayer la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, en el Encuentro Europeo de Mujeres que se celebra estos días en Cádiz. Aído hizo hincapié en que las estadísticas están claras en lo que a conciliación familiar se refiere. Cuando hombres y mujeres tienen hijos, el empleo en los primeros crece un 7% mientras que en las mujeres cae doce puntos. Pero hay también realidades entre el colectivo femenino europeo para las que no consta número alguno. "Hay ausencia de datos precisos sobre violencia de género", señaló la ministra. Por eso, el gobierno español impulsará en sus seis meses de presidencia de la Unión Europea el Observatorio sobre la Violencia de Género.

La obtención de estos datos es el primer paso para unificar y mejorar las políticas de igualdad, "claves para la prosperidad, porque hay que aprovechar el talento de toda la ciudadanía. La igualdad potencia el desarrollo social, pero es que además es lo más rentable". Aído introdujo así un nuevo elemento en su discurso, el de la mujer como pieza necesaria en la potenciación de la economía. "No hacerlo es un acto de irresponsabilidad económica".

En este sentido profundizó el presidente de la Junta, José Antonio Griñán. "Tenemos un instrumento importantísimo: los presupuestos. Los números modifican la conducta más que las palabras". Griñán reflexionó además acerca de un aspecto mucho más humano, el reconocimiento explícito de que él, por el hecho de ser hombre, había tenido que recorrer caminos que habían sido rectos y fáciles mientras que para una mujer, seguramente, habrían sido cuestas infranqueables. "La lucha por rebatir esto tiene que que ser un objetivo político y de la ciudadanía".

En este mismo aspecto profundizó otra de las ponentes de la ceremonia de inauguración, Belinda Pyke, directora de Igualdad de la Comisión Europea, quien valoró la importancia de aplicar políticas transversales, la necesidad de seguir trabajando en una estrategia conjunta en el marco de la UE. Se trata de una estrategia que precisamente se está redefiniendo este año y que incidirá en la igualdad e independencia económica como prioridad, así como en la erradicación de la violencia de género y la averiguación de los motivos. "Necesitamos escucharnos a todos los niveles, tanto europeo, como nacional, regional y local. Es fundamental establecer este diálogo y localizar los espacios en los que debemos trabajar".

Especialmente revelador fue el informe presentado por Suecia, que constata que la presencia mayoritaria de mujeres europeas en las universidades, donde gran parte de ellas obtienen excelentes calificaciones, no ha eliminado aún la brecha salarial que existe en los países de la UE entre hombres y mujeres. La brecha salarial en Europa es del 17% y la presencia de mujeres en el ámbito de las decisiones es prácticamente testimonial: sólo el 3% de las direcciones de las empresas que cotizan en bolsa son mujeres. El poder económico y financiero continúa en manos de los hombres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios