Toca levantarse

  • El Málaga suma su sexta jornada consecutiva sin ganar · Edinho se convierte en el séptimo jugador que marca

Pasan las jornadas y la preocupación por la situación clasificatoria del Málaga aumenta. Ahora mismo los blanquiazules son penúltimos tras enlazar seis encuentros en los que sólo se ha sumado un punto de 18. Las sensaciones también incitan a esa intranquilidad. El equipo no es constante en su juego, más bien lo hace a arreones. Y paga demasiado caro cualquier despiste. De hecho, el partido de ayer ante el Almería es como una copia exagerada de la visita del Racing.

La desmesura se puede calibrar en las llegadas a las dos áreas. El Málaga centró ayer mucho más, pero siguió sin encontrar acierto, en el pase o en el remate, pero acierto. El Almería también inquietó mucho más, aunque, como el Racing, sin hacer excesos. Tres tiros a los palos y un paradón de Munúa a un tiro cruzado de Juanma Ortiz lo corroboran.

La noticia positiva es que quedan 31 jornadas por disputarse, lo que traducido en puntos son 93. Vamos, un mundo para que, trabajando con tranquilidad, y con todos los efectivos disponibles, el equipo pueda levantarse. Consigna que ha dado Muñiz en su conferencia de prensa tras el encuentro: "Toca levantarse".

muñiz, como 'el diez'

De las muchas barbaridades que dijo Diego Armando Maradona la pasada semana, quizás lo único coherente, por la expresión que no por el significado, fue que él nunca será gris, sino blanco o negro. Juan Ramón Muñiz bien se amolda a esa tendencia en la que los tonos medios no existen. Seguro que movido por la circunstancias del partido, se vio un Málaga muy diferente en su idea base si se comparan los dos tiempos. De un equipo tremendamente marcado por dos pivotes defensivos, tras la reanudación variaron sobremanera las intenciones y se pasó a arriesgar progresivamente, según pasaba el tiempo y el resultado seguía en contra. Hasta acabar con seis jugadores de verdadero cariz ofensivo, que el equipo parecía partido entre los cuatro que defendían y los seis que atacaban. O sea, del negro al blanco, nada de grises, como el Diez.

La afición expresó ayer sus primeras muestras de desaprobación. Y las de un pequeño sector del público fueron dirigidas en dos ocasiones hacia el entrenador. Fue casi al final de la primera mitad y a la conclusión del encuentro. Pese a quedar solapadas por los gritos de "¡Málaga!" y su timidez, no pasaron desapercibidas para nadie. También se pidió la presencia de Luque en el terreno de juego en el minuto 43, quien fue fuertemente ovacionado cuando salió a calentar y al ingresar en el césped junto a Baha en el inicio de la segunda mitad.

de protestas

El silencio tuvo un protagonismo mayor del habitual ayer en La Rosaleda a modo de protesta por el trato recibido en la pasada salida del equipo a Jerez. La peña Malaka Hinchas no se situó en su curva hasta que pasaron los cinco primeros minutos del encuentro. El resto del público, como solidarizado, permitió que el silencio tomara fuerza. Ya en la segunda mitad, hicieron lo propio los componentes del Frente Bokerón. Éstos esperaron hasta el minuto 56 para ir mostrando su disconformidad por lo ocurrido en el último viaje.

giro en la palabra

Los discursos de algunos miembros del Málaga se van tornando hacia la realidad. Reflexiones en voz alta como las realizadas por Luque Juanito e Ibán Cuadrado son de agradecer. Aportan sus puntos de vista a una situación que debe remendarse. Eso sí, siempre bien entendidas desde que son una crítica constructiva. Por eso extraña, y hasta se ve de mal gusto, cuando alguien se impacta por su sinceridad.

Que nadie se asuste, que la realidad no son los mundos de Yupi, esa serie infantil que representaba la alegoría de la felicidad en la que todo es bonito y perfecto. Que el equipo va penúltimo es algo totalmente objetivo. Y no pasa nada porque los mismos miembros reflexionen desde la sinceridad por las cosas que van mal. Eso refleja ganas de superación, de levantarse, como pidió Muñiz en la conferencia de prensa después del partido. El contrario es querer desviar la realidad a eso, los mundos de Yupi

el séptimo

Siete jornadas de Liga y el mismo número de goleadores muestra este Málaga. Todos con un tanto en su haber. Ayer se estrenó Edinho, quien así prolonga las buenas sensaciones de Jerez y el gol con Portugal. Pero aún no es suficiente.

dramático

Ya hay que pensar en la visita del domingo al Villarreal, el colista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios