El Unicaja en su jardín (76-74)

  • Victoria de mucho valor para el equipo de Joan Plaza ante un Baskonia mejoradísimo que vendió muy cara su derrota Brotes verdes de Green y gran dupla Vázquez-Kuzminskas

La Liga Endesa es el jardín de casa del Unicaja. Donde en la Euroliga hay matojos, escombros y montículos en la competición nacional hay floridos rosales, orquídeas y hasta un green para jugar al golf. La versión casera del equipo malagueño exhibe una fiabilidad encomiable, incluso detuvo a un pujante Baskonia que va a ser temible en el play off. Va hacia arriba el equipo vitoriano, por más que aún no haya ganado en ACB a domicilio. El rostro es muy distinto. No hay rastro del equipo derrumbado y moribundo de los primeros meses de competición. Ahora es un cuadro muy competitivo, no distante demasiado del nivel del líder de la ACB y que en la Euroliga está totalmente vivo.

Un triunfo más a la buchaca y varias buenas noticias en el equipo de Joan Plaza. El celebrado debut de Germán Gabriel fue simbólico, pero dejó su sello con una buena continuación con canasta y una falta en ataque sacada. Se subieron al carro Caleb Green y Kostas Vasileiadis, con puntos en momentos importantes del americano y buen trabajo defensivo de los dos. El tridente Granger-Kuzminskas-Fran fue determinante. Por continuidad, especialmente el gallego y el lituano, que produjeron mucho en momentos en los que el equipo les necesitaba. Hasta Stefansson ofreció buenos momentos en las dos canastas. Con una pieza más en la rotación, Plaza podrá hacer cosas distintas. Maodo, anunció, volverá al Clínicas.

Dominó durante casi los 40 minutos el Unicaja, pero le costó entrar en calor ofensivo. La escotilla colocada en el aro vitoriano en los primeros cinco minutos del partido fue desplazada por Fran Vázquez, que le insufló al Unicaja el tino necesario para anotar después de cinco minutos sin hacerlo, con 10 fallos en el tiro de campo y sólo un tiro libre de Granger. Podía haber sido peor, pero el Unicaja tiene una buena línea de flotación en la defensa y con el impulso de los tiros desde cinco metros del gallego, más su plus defensivo, le cambió el aire al partido. El Baskonia no es el equipo endeble de principios de temporada, Ibon Navarro ha desempolvado el carácter clásico del equipo vitoriano, el que siempre hacía competir en cualquier pista del continente. Y pese a que el Unicaja jugaba mejor el Baskonia se enganchaba al trasero malagueño. San Emeterio, que tiene una especial fijación con la camiseta del Unicaja por la cantidad de buenos partido que despacha cuando el equipo malagueño se pone enfrente, sostenía al cuadro vitoriano con sus triples laterales.

Con pocos puntos en el primer cuarto para los cánones de los dos equipos (18-14), Kuzminskas encadenó varias jugadas en las que recuerda el devastador potencial que tiene en sus manos y piernas. Con frecuencia apetecería verle de capitán general del equipo, pero entre su carácter frío y que Plaza aún no le ve con la madurez suficiente igual se marchará de Málaga sin que se vea su tope. O no, consigue explotarlo en algún momento y eleva varios niveles la prestación colectiva. No hay aleros de sus condiciones en la ACB, muy pocos en Europa. En cinco pasos se coló desde el centro del campo hasta machacar el aro en una jugada clara de Top 7. El lituano marcaba una distancia interesante (26-17) en el marcador tras un parcial de 8-0, pero ahí estaba San Emeterio tapando agujeros.

Se veía una versión luchadora y defensiva de Kostas Vasileiadis. No se le fichó en teoría para esto, pero a espera de que de sus muñecas salgan los puntos que no se han podido evaporar, con pelea y lucha intenta suplirlo. Un triple suyo marcaba una máxima diferencia malagueña (37-25) tras la que se encajó un parcial de 0-8. Antes, se había producido el celebrado debut de Germán Gabriel, al que el público recibió como lo que es, como uno de los nuestros. Carne de este club, que no ha hecho la carrera que debía vestido de verde. Se le vio especial buen entendimiento con Granger. Y jugó como cinco. Será interesante constatar qué rol le tiene preparado Plaza al caraqueño. Su polivalencia es un arma interesante. La sensación de juego cajista era muy superior, pero ahí estaba el Baskonia, que endosó un parcial de 0-8 con Iverson haciéndole daño a Golubovic. La distancia (40-37) al descanso era corta y tocaba volver a remar.

Otra entrada en frío permitió al Baskonia tener su última ventaja del partido (40-41), de nuevo con un tanteo bajísimo (12-10) en este cuarto. Se maneja bien el Unicaja en estos escenarios, en ACB sí ha ganado varios partidos ajustados, al contrario que en Euroliga. Cuestión de dinámicas. Con el mal día de Toolson (0/5 en tiros de campo), inusualmente fallón este fin de semana, se reparían responsabilidades. Y ahí Stefansson es osado para coger lo que sea. De nuevo Fran Vázquez, mayestático, y Kuzminskas cogieron el testigo ofensivo en el Unicaja. Un palmeo de Golubovic permitió cinco puntos de ventaja al final del tercer cuarto (52-47).

El último cuarto se jugó a cara de perro pero con tino ofensivo. Un dos más uno de Kuzminskas daba más renta (57-49) y Green sacó de su chistera varios conejos. Un triple, una penetración, un tiro desde cinco metros... Ese cuatro abierto capaz de jugar de cara que se esperaba. Aún está a tiempo para subir al carro. Kuzminskas marcó otra cota que parecía inalcanzable (68-57), pero éste es el Baskonia de toda la vida, el que nunca se rinde. James y Adams tienen talento, Iverson es un buen pívot y ahí aguantaron. James metió un triple en el último minutos para colocar a cuatro puntos a su equipo (75-71). Granger perdió un par de bolas absurdas y confirió más emoción al partido. El uruguayo apuntilló desde el tiro libre. Todo es plácido en el jardín de delante. En el de detrás...

Ficha técnica

76 - Unicaja (18+22+12+24): Granger (15), Suárez (-), Toolson (-), Thomas (-), Golubovic (4)- cinco inicial- Gabriel (2), Markovic (1), Vasileiadis (8), Kuzminskas (17), Vázquez (16), Stefansson (4) y Green (9).

74 - Laboral Kutxa Vitoria (14+23+10+27): James (7), Causeur (4), Bertans (5), Shengelia (7), Iverson (12)- cinco inicial- Adams (13), Tillie (6), Begic (3), San Emeterio (11) y Hansbrough (6).

Árbitros: García González, Peruga y Oyón.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Endesa ACB disputado en el Palacio de los Deportes, José María Martín Carpena ante 7.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios