SOS hipoteca marcas como Carbonell y Koipe como garantía en su acuerdo de financiación con la banca

  • Con la reestructuración, el grupo despeja incertidumbres y logra una auditoría limpia por primera vez tras la salida de Salazar.

SOS Corporación Alimentaria ha constituido hipotecas sobre las marcas Carbonell, Koipe y Koipesol y sobre las italianas Carapelli, Sasso, Maya y Friol, como garantías reales en el acuerdo de financiación suscrito en diciembre con la banca, según consta en el informe anual del grupo correspondiente a 2010.

Además de estas marcas, que suman un valor contable de 476 millones de euros, también figuran, entre otras garantías, los activos del grupo en Alcolea (Córdoba) y Andujar (Jaén), donde se ubican sus fábricas de aceite, y sobre inmuebles de Italia, con un valor de unos 80,2 millones.

El importe inicial de la financiación acordada con las entidades bancarias ascendía a 1.005 millones de euros, pero tras amortizaciones realizadas con parte de las ampliaciones de capital ejecutadas el año pasado, el importe se reduce a 829,92 millones de euros.

El acuerdo recoge que el grupo alimentario concede a sus acreedores una opción de convertir un tramo de deuda por acciones a la fecha del vencimiento del préstamo, prevista para diciembre de 2016. "En caso de que los acreedores decidieran ejercitar la opción, el grupo podría liquidarla en efectivo o mediante la entrega de acciones", explica. En concreto, se trata de un tramo (denominado PPL) de 5,68 millones de euros, mientras que el número de acciones de la opción sería de 28,36 millones de títulos.

Con este acuerdo de la reestructuración de la deuda, la compañía ha logrado un informe de auditoría libre de salvedades, al despejar las incertidumbres que se cernían sobre el grupo en los dos ejercicios anteriores, tras la destitución de Jesús y Jaime Salazar como primeros ejecutivos por un presunto desvío de más de 230 millones de euros.

En el informe anual se destaca que el grupo ha conseguido el reequilibrio patrimonial, al cerrar el ejercicio con un fondo de maniobra positivo de 416 millones de euros, frente al negativo de 834,75 millones de euros del año anterior. Así, los administradores estiman que el grupo "desarrollará su actividad en los próximos ejercicios en condiciones de normalidad, pudiendo realizar sus activos y liquidar sus pasivos".

Con la venta del negocio del arroz a Ebro Foods, la compañía enfocará sus recursos en una sola línea de negocio, el aceite, una nueva etapa que se llevará a cabo bajo una nueva denominación. SOS cambiará previsiblemente su nombre por Deoleo, aunque la modificación deberá ser aprobada en junta general de accionistas, informaron fuentes conocedoras del proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios