El Caminito del Rey atrae a un millón de personas en tres años

  • El número de establecimientos turísticos se dispara

  • El impacto económico es de 100 millones

  • El 65% de los visitantes son extranjeros

Varios de los visitantes en el Caminito del Rey. Varios de los visitantes en el Caminito del Rey.

Varios de los visitantes en el Caminito del Rey.

Rehabilitar el Caminito del Rey ha sido un acierto y así lo demuestran los números y la expresión de satisfacción tanto del presidente de la Diputación, Elías Bendodo, como de los alcaldes de Ardales, Álora y Campillos que, pese a ser de distintos partidos políticos, destacaron ayer los beneficios económicos que les está reportando esta infraestructura. Se acaban de cumplir tres años desde su renovación y el balance obtenido es un millón de visitantes -el máximo que se puede conseguir al estar limitado el aforo por ser un paraje natural-, un impacto económico en la zona de 100 millones de euros, un aumento del 72% del número de establecimientos turísticos en los municipios cercanos y la creación de 400 puestos de trabajo.

"Ha supuesto un revulsivo turístico y económico para toda la comarca", aseguró ayer Bendodo, quien destacó que "el Caminito del Rey ha conseguido crear su marca en solo tres años, algo que es muy difícil porque para ello necesita mucho recorrido internacional". Esta pasarela sobre el Chorro es la joya de la corona del turismo de naturaleza y aventura en Málaga y los turistas buscan experiencias, por lo que ha sido muy bien recibido por el cliente foráneo. De hecho, el 65% de los visitantes en estos tres años han sido extranjeros, procedentes principalmente de Países Bajos, Reino Unido, Alemania, Dinamarca y Francia aunque también se han visto turistas de Estados Unidos, China, Australia o Argentina. En total, en el último año se han contabilizado visitantes de 84 nacionalidades y en la web caminitodelrey.info se han sumado seis millones de visitas de 3,6 millones de usuarios diferentes desde su inauguración.

El interior de la provincia ha estado siempre a años luz del protagonismo turístico de la costa. La brecha sigue siendo enorme, pero la reapertura del Caminito del Rey ha generado demanda y, por tanto, mayor interés entre el empresariado. Ahora hay 350 establecimientos turísticos en la zona, un 72% más que hace tres años, que cuentan con 5.000 plazas, un 20% más. "Hace tres años teníamos 600 camas y ahora 1.200, por lo que día a día vamos subiendo y alcanzando límites que no podíamos imaginar", señaló el alcalde de Álora, José Sánchez, quien reclamó a los empresarios "apoyo porque son los que crean los empleos". Sánchez adelantó que Álora ha pedido ser declarado municipio turístico para obtener más subvenciones y mejorar su infraestructura turística y comentó que se van a invertir cinco millones de euros en el entorno del castillo.

"Del millón de visitantes muchos han pasado por Ardales y eso se ha visto en las reservas hoteleras y en las casas de alquiler. Todo nuestro patrimonio, desde la cueva hasta Bobastro o la iglesia, ha incrementado su número de visitantes", dijo María del Mar González, alcaldesa de Ardales, quien aseguró que "no esperábamos que el éxito del Caminito fuera tan rápido". Francisco Guerrero, alcalde de Campillos, indicó que "estamos señalizando todos nuestros recursos naturales para incorporarlos a la estrategia del Caminito del Rey" y reconoció que deben aumentar su capacidad de alojamiento. Bendodo, por su parte, apuntó que el mayor reto es conseguir que más visitantes del Caminito se alojen en la zona dos o tres días porque ahora solo lo hacen el 20%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios