El Nobel de Economía en 2001 cree una "buena política pública" subir los impuestos

  • Para salir de la crisis, George Akerlof ha abogado por el modelo seguido por Suecia a principios de los 90, en el que una comisión de expertos puso en práctica decisiones "políticamente difíciles" y permitió salir al país de esa situación "con una rapidez notoria"

El premio Nobel de Economía en 2001 George Akerlof ha aseverado hoy que la medida tomada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de subir los impuestos es "una buena política pública" para salir de la crisis. Akerlof ha explicado que ante una situación de crisis como la actual la respuesta habitual sería bajar los impuestos para poder aumentar la demanda pero en el caso de España, que tiene limitada la cantidad de dinero que puede tomar prestada, "esta opción no puede considerarse".

El experto en Economía, nacido en Canadá en 1940, ha explicado que "si se suben los impuestos la población gasta más dinero y a la vez mantiene el mismo poder adquisitivo pero el gasto público adicional se obtiene de forma gratuita", hecho a lo que Akerlof ha denominado Multiplicador de Presupuesto Equilibrado.

Para el premio Nobel de Economía en 2001, que lo compartió con Michael Spence y Joseph E. Stiglitz, es "extremadamente importante" mantener el sector financiero porque el resto de sectores depende de éste y ha resaltado que ante la crisis actual ha habido una "respuesta apropiada" internacionalmente ya que ha tenido como finalidad conservar y apoyar el mercado crediticio.

Al ser preguntado por sobre qué sectores pueden ayudar a salir de la crisis, Akerlof ha dicho que eso es "una sorpresa", ya que en muchas ocasiones "los sectores menos obvios son los que funcionan bien".

Respecto a qué medidas se deberían tomar en España para salir de la crisis, Akerlof ha abogado por el modelo seguido por Suecia a principios de los años 90, en el que designaron una comisión de cinco expertos que puso en práctica decisiones "políticamente difíciles" y que permitió salir al país de esa situación de crisis "con una rapidez notoria".

Ha añadido que esta medida sería "una buena posibilidad" para España y que además "le otorgaría legitimidad", ya que permitiría tomar "medidas rápidas" para salir de la crisis.

Asimismo, ha resaltado que el poder que tiene Estados Unidos al ser un gobierno federal ha permitido al país poner en práctica "un importante paquete de estímulos", algo que ha considerado "muy útil" para salir de la crisis.

Del mismo modo, ha explicado que este tipo de medidas son mucho "más difícil" de coordinar en Europa y "especialmente complicado" en España, ya que tienen menos poder que Estados Unidos.

Por otro lado, Akerlof ha calificado de "acertada" la decisión de nombrar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, premio Nobel de la Paz, ya que en su opinión, Obama es "un hombre de paz" que ha dado al mundo una idea distinta de cómo hay que comportarse y ha añadido que por quién es, cómo actúa y cómo se expresa, "consigue realmente cambiar el mundo"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios