Fuera de campo

pablo bujalance

Razones para entregar (o no) dos Biznagas de Oro

Como en todas las ediciones del Festival de Málaga, tras la proyección de cada película a concurso en el Teatro Cervantes se establecen los correspondientes corrillos de críticos y periodistas que comparten impresiones y que analizan, así a bote pronto, las posibilidades del filme en cuestión en lo que se refiere tanto a su comercialización como al palmarés del certamen. Pero este año el asunto se muestra peliagudo por la decisión de la organización de conceder dos Biznagas de Oro, una a la mejor película española y otra al mejor filme latinoamericano, consecuente, se entiende, con la integración de las producciones del otro lado del charco (hasta el año pasado exhibidas en el Territorio Latinoamericano) en la sección oficial a concurso. Esta decisión se dio a conocer el año pasado con la publicación de las bases de la presente edición del festival, pero es ahora cuando muchos informadores, especialmente los que cubren el ciclo para los medios nacionales y llegan a Málaga estos días, están reparando en la cuestión. Y cabe admitir que la doble condecoración no cuenta precisamente con demasiada comprensión entre los expertos. Un influyente y veterano crítico, bien conocido del gremio, me confesó que daba la impresión de que el Festival de Málaga estaba dispuesto a entregar Biznagas a todo el mundo con tal de que nadie se marche sin premio. Lo cierto es que el gran argumento del ahora llamado Festival de Cine en Español está siendo este año el mayor protagonismo del cine latinoamericano, en igualdad de condiciones respecto al cine español dada la unidad lingüística. Y hasta el actor Leonardo Sbaraglia veía esta integración como un fenómeno natural dado el gran número de coproducciones que abundan entre España y, por ejemplo, Argentina. Pero habría que preguntarse si la concesión de dos Biznagas no viene a asentar una excepción en esta unidad natural. Parece que con tal de dejar contentos a todos se ha abierto una brecha donde menos falta hacía. Si vamos de la mano, vamos de la mano. O no.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios