Cartas

Corta ventajaThe Independent

Confrontación

Se acercan las elecciones y las expectativas de voto son las mismas, con ligeras variaciones. El PP parece que no logra romper el techo del 40 por ciento y el PSOE hace llamamientos a la confrontación. Los ciudadanos, sean votantes de izquierda o derecha, no interiorizan este enfrentamiento que, parece, sólo es una enfermedad que afecta a la clase política. Pero llegan las intervenciones en mítines y Zapatero tiene que marcar diferencias, arrancar el voto radical-anticonservador, no intenta ganar el apoyo de los que están presentes, ese ya está en la urna, va a por el de los que no se mueven sino es por una causa mayor, es el "que viene la derecha". Como él piensa: "Se trata de crear tensión". ¿Pero el presidente se da cuenta del alcance y las consecuencias que pueden y muy probablemente tendrán esas actitudes? Consecuencia de esta política es que durante dos semanas hemos visto cómo la violencia verbal esta creciendo y ampliándose a agresiones físicas y coactivas. Es triste ver a mujeres que incluso se han jugado la vida por la libertad, por una sociedad mejor, no poder ni expresarse en un sitio que debería ser templo del entendimiento como es la universidad. Estas cosas las utilizan como arma electoral para conseguir el millón y medio de votos que necesitan. Pero, ¿qué nos queda después? Una sociedad más fracturada en la que a la concordia le cuesta hacerse sitio. Estos métodos no tienen que ver con la discusión política que sí interesa. ¿Quiere tensión? No, gracias.

Juan Sánchez (Correo electrónico)

Día de Andalucía

Soy profesor de Secundaria y, recientemente, me ha extrañado que, dentro de las actividades programadas en el centro donde trabajo para conmemorar el Día de Andalucía, aparte de un desayuno andaluz, se haya organizado un taller de danza del vientre y un taller de henna. Por supuesto, no me disgustan ninguna de las dos actividades, ya que me considero un amante de la cultura árabe, de hecho, mis destinos preferidos a la hora de viajar han sido Turquía, Marruecos y Túnez, al mismo tiempo que he realizado algún que otro curso de árabe, movido por el afán de enriquecerme con una cultura tan próxima y a la vez tan desconocida para nosotros. Pero lo que no puede dejar de resultarme paradójico es que se aproveche la conmemoración del Día de Andalucía para introducir elementos que bien podían haberse incluido en unas jornadas de interculturalidad y educación o conocimiento de otras culturas que han dejado huella en nuestra Comunidad, al mismo tiempo que la han enriquecido. ¿Por qué no mostramos a nuestros alumnos, en este día, la riqueza y diversidad del flamenco, las tradiciones tan arraigadas en nuestra tierra como la Semana Santa, las romerías o el sinfín de costumbres populares? ¿Por qué no enseñarles a amar nuestro variado folclore, nuestra multitud de muestras gastronómicas o la inmensa producción literaria andaluza?

Antonio Jiménez (Correo electrónico)

Los dos aspirantes españoles a la presidencia del Gobierno en las elecciones del mes que viene se enfrentaron en un debate televisivo que registró una audiencia récord, pero no lograron que su frente a frente influyera en la corta ventaja mantenida por el titular socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre su rival conservador, Mariano Rajoy. Ninguno de ellos propuso nada nuevo, y ninguno de ellos desplegó sus cualidades más atractivas. Zapatero, conocido por su encantador optimismo, apenas sonrió durante las dos horas, y Rajoy criticó los cuatro años de Gobierno socialista, pero no logró demostrar su autoridad para gobernar España. Según las encuestas de opinión, realizadas tras la confrontación, Rodríguez Zapatero ganó por escasa diferencia a Mariano Rajoy. No obstante, el cinco por ciento de margen de error fue mayor que la diferencia real entre ambos, reflejándolo los sondeos de las últimas semanas que dan un pobre pronóstico del posible ganador. El diario El País, afín a Zapatero, reconoció que fue "un diálogo de sordos", que solamente convenció a los que ya estaban decididos. (...)

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios