Editorial

El Estado estrecha el cerco

LOS dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Patxi Urrutia fueron detenidos ayer, junto a un asesor de la organización, por orden del juez Baltasar Garzón. Están acusados de integración en organización terrorista. En realidad habrían incurrido en reiteración del delito de integración en banda armada, ya que Barrena está inculpado en el sumario de las herriko tabernas y Urrutia en el sumario incoado tras la detención de la Mesa Nacional de Batasuna, en octubre pasado. Desde esa redada policial, Pernando Barrena había venido actuando en la práctica como portavoz de Batasuna, y así lo hizo una vez más el sábado último, al ofrecer una rueda de prensa en nombre de la llamada izquierda abertzale y anunciar el propósito decidido de ésta de participar en las elecciones de marzo. Hay que recordar que el Tribunal Supremo tiene abiertas causas de ilegalización del PCTV y ANV -ambas, marcas electorales de Batasuna- y, sobre todo, que Batasuna es una organización terrorista, colocada por ello fuera de la ley, lo que hace impensable que alguien pueda actuar públicamente en su nombre. Esta situación, sin embargo, se ha venido produciendo durante meses, y solamente ahora Garzón ha decidido activar los mecanismos policiales y judiciales que devuelvan el caso a la normalidad. La detención de Barrena, cuyo domicilio fue registrado por orden judicial, coincide con la vista celebrada ayer por el magistrado Garzón para oír a los representantes del PCTV antes de decidir sobre el proceso de suspensión de actividades, cierre de locales y embargo de bienes al que ha instado la Fiscalía, y la que tendrá como protagonistas, hoy mismo, a los representantes de ANV. A la espera de la decisión definitiva sobre la ilegalización, que corresponde al Supremo, la situación de Barrena se ajusta plenamente a la más estricta legalidad democrática, y también al sentido común: un procesado por integración en organización terrorista no puede hacer de portavoz de dicha organización. El cerco sobre el conglomerado etarra se estrecha.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios