El capitán del crucero naufragado no había consumido drogas

  • Protección Civil sospecha que en el 'Costa Concordia' había inmigrantes clandestinos. Los investigadores buscan un ordenador portátil del capitán del barco que podría contener datos relevantes.

El test de consumo de drogas realizado a Francesco Schettino, capitán del crucero naufragó el pasado día 13 de enero frente a la isla italiano del Giglio, resultó negativo, comunicó su abogado a los medios de comunicación locales. Bruno Leporatti dijo que así se reafirma que su cliente no estaba bajo el efectos de las drogas cuando se produjo el accidente, como siempre habían sostenido. Schettino se encuentra actualmente en arresto domiciliario bajo la acusación de homicidio involuntario múltiple, naufragio y abandono de la nave.

Los responsables de la Protección Civil creen que un número no determinado de inmigrantes clandestinos podrían encontrarse a bordo del barco Costa Concordia en el momento del naufragio, pero algunos miembros de la tripulación han negado esta posibilidad. Las trece víctimas mortales localizadas hasta el momento estaban registradas legalmente.

"Puede que hubiera inmigrantes clandestinos a bordo del Costa Concordia, declaró el jefe de la Protección Civil italiana, Franco Gabrielli, citado este lunes por el diario La Repubblica. Gabrielli aludió al caso de una joven húngara, cuya desaparición ha sido denunciada por sus familiares, que aseguran que la chica les llamó desde la nave, y que no consta en ningún registro, por lo que se cree que podría encontrarse a bordo como invitada da algún miembro de la tripulación. No obstante, el jefe de los camareros del Costa Concordia, Manrico Giampedroni (quien ha participado activamente en el rescate de víctimas), ha descartado esta posibilidad. "Es imposible, todos estaban registrados y fotografiados en el barco, todo es electrónico", declaró.

En cuanto a la investigación del incidente, los medios de comunicación italianos informan que se busca un ordenador portátil que supuestamente el capitán de la nave, Francesco Schettino, se llevó del barco. Al parecer, los investigadores han identificado a una mujer a la que Schettino, que está acusado de abandono de nave y homicidio culposo múltiple, entre otros delitos, supuestamente le habría entregado el ordenador, que podría contener datos relevantes para las pesquisas.

Los servicios de rescate descubrieron este domingo el cuerpo sin vida de una mujer en una de las cubiertas sumergidas del crucero Costa Concordia, lo que eleva a trece el número de víctimas mortales del naufragio, que se produjo a mediados de este mes frente a una isla de la Toscana. El cuerpo sin vida de la mujer fue hallado en el puente 7 de la nave, en la zona sumergida de popa, y llevaba el chaleco salvavidas, precisaron las fuentes.

Con este nuevo hallazgo, se eleva a trece la cifra de víctimas mortales de la tragedia del Costa Concordia, entre ellos un turista español y un miembro de la tripulación de nacionalidad peruana, mientras que alrededor de una veintena de personas siguen oficialmente desaparecidas. De momento han sido identificadas ocho víctimas mortales, de nacionalidad francesa, italiana, húngara y alemana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios