La alta costura invade Larios

  • La Málaga Fashion Week comenzó ayer con la participación de 11 diseñadores y con Ivana Picallo y Lucas Balboa como novedades

Un total de 11 diseñadores de alta costura fueron los encargados ayer con el paso de la tarde a la noche de iniciar la VII Pasarela Larios Málaga Fashion Week. En la céntrica calle Larios, las prendas de Sonia Peña dieron comienzo a los desfiles, que continuaron Protocolo, Carla Ruiz, Vértize Gala, Gemma Melé, Ángel Palazuelos, Rafael Urquizar, Juan Segovia para Perlas y Bombones, Lucas Balboa, Ivana Picallo y Jesús Segado.

Balboa y Picallo fueron las novedades en esta edición, mientras que Segado recibió el premio Alfiler de Oro por su trayectoria en el mundo de la moda, que le sitúa como un referente de la alta costura más allá de Málaga. Por otro lado, la peluquería corrió a cargo de Carlos Rufo, Mochi y Antonio Eloy, mientras que del maquillaje se ocupó Arteness.

Ante un multitudinario público -unas 15.000 personas como en anteriores ocasiones- Jacqueline Campos presentó a los diseñadores y modelos que se disponían recorrer los 350 metros de la calle Larios, tras una última puesta a punto de 5 minutos.

Otro año más Sonia Peña inició el desfile con una serie de prendas en las que jugó con formas, plumas y los colores amarillo y negro para las chicas. A continuación Protocolo dio paso a las pajaritas, capas y trajes para hombre, a lo que siguieron los vestidos de novia, transparencias y antifaces de Carla Ruiz. En la línea nupcial continuó Vértize Gala, con mucha pedrería para ellas y toques más clásicos para los chicos.

Hasta ahora el desfile se desplazaba en dirección Alameda, pero cambió de rumbo hacia Constitución con Gemma Melé, cuya propuesta emanaba aires grecoromanos acompañados de diademas y guantes.

Por su parte, Ángel Palazuelos sacó las fustas a pasear con su colección basada en la hípica, con gorras para los jinetes y trajes a rayas en contrastes de blanco y negro para las amazonas.

El momento más emotivo vino propiciado por la inclusión de una modelo en silla de ruedas de Rafael Urquizar, que provocó los aplausos del público congregado en Larios.

El debutante Juan Segovia introdujo reminiscencias de la India en los vestidos, mientras que el canario Lucas Balboa fue el más atrevido de la noche con trajes para hombre cubiertos de falsas pieles de ovejas, el bajo de los pantalones metido por dentro de los botines y gorros de tintes cosacos.

La diseñadora argentina Ivana Picallo, reconocida por sus innovadores y elegantes diseños, comenzó su muestra con el rojo acompañado de mucho encaje y pedrería, tras lo que hizo un recorrido por los demás colores.

El malagueño Jesús Segado, que recibió el Alfiler de Oro, hizo un repaso por sus mejores diseños y cerró la gala.

La noche tuvo también su parte social, pues se organizó en beneficio de la Fundación Cudeca, a través de la organización Lágrimas y Favores del actor Antonio Banderas.

Mañana a la misma hora -20:30- serán protagonistas los jóvenes diseñadores y firmas comerciales nacionales e internacionales como Carmiña Romero, Olimara, Dunnes Stores o El Corte Inglés.

Este evento pone a Málaga en el panorama internacional de la moda con su pasarela, la más larga de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios