Al-Thani regresa con deberes pendientes

  • Impulsar la búsqueda de nuevos ingresos anunciada por la frustrada venta del club o explicar sus planes de futuro, algunas de sus tareas tras comunicar que "muy pronto" estará en Málaga

"Muy pronto en Málaga". Con este mensaje anunció ayer por la tarde su vuelta el jeque Abdullah bin Nasser Al-Thani, propietario y presidente del club blanquiazul. Nuevamente utilizó las redes sociales para comunicar su regreso a la ciudad. Acabado el Ramadán, de obligado cumplimiento para el creyente musulmán, Al-Thani se dispone a dar un paso al frente tras los últimos movimientos relativos al frustrado proceso de compraventa del club. El jeque llegará y le esperan algunos deberes pendientes. Fuentes del club señalan desconocer cuándo se personará.

Lo primero que debe afrontar Al-Thani es dar forma a lo anunciado por su hijo Nasser, nuevo vicepresidente, el 9 de junio después de que se rechazara la propuesta de un grupo inversor chino para hacerse con la propiedad del Málaga. Entonces, la entidad, por boca de Nasser Al-Thani, apuntó el inicio de "un periodo de estabilidad", así como "la búsqueda de diferentes vías y fórmulas que permitan aumentar el volumen de ingresos del club".

Y es que desde hace meses se reclama del jeque más implicación a nivel financiero. Si bien se da por hecho que no ejecutará una inversión directa como en los dos primeros años de su mandato, los actuales dirigentes confían en que Al-Thani ayude a lograr contratos y cerrar negocios. En este sentido, ya se aprecian los primeros movimientos, como la presencia del campeón catarí Lekhwiya en el Trofeo Costa del Sol el próximo 8 de agosto.

Su visita también viene a reforzar la posición de Nasser como cara visible de la propiedad en el club tras la inesperada marcha de Moayad Shatat, anterior vicepresidente. El joven ejecutivo ha estado pendiente de las gestiones realizadas por el club, aunque es la dirección general liderada por Vicente Casado la responsable directa de la gestión malaguista.

Otra tarea prevista y pendiente de realización por el jeque Al-Thani es una comparecencia de prensa para explicar las líneas de futuro que piensa emprender para consolidar el "proyecto sólido" y la "apuesta firme y de futuro" que se anunciaron cuando se rechazó la venta de la entidad.

Impulsar la construcción de la Ciudad Deportiva es otra tarea que debe cristalizar. El convenio está pendiente de firma pero se espera arrancar las obras en Arraijanal en septiembre.

Tampoco se conoce su opinión acerca de la hotelera Blue Bay y el contencioso judicial abierto por el cual le han bloqueado sus acciones hasta la celebración de un juicio el próximo año. La empresa Blue Bay, que patrocinó al Málaga hace dos años, reclama ser dueña del 49% de las acciones.

La pasada campaña asistió a dos encuentros en La Rosaleda, contra el Levante y el Barcelona. Ambos se celebraron en septiembre de 2014 con resultado de empate a cero. También por entonces recibió a la plantilla tras jugar en Barcelona contra el Espanyol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios