Ciudadanos denuncia la "negligencia" del alcalde en la gestión del Museo de las Gemas

  • Deja en manos de los tribunales la determinación de cualquier ilegalidad

Alejandro Carballo. Alejandro Carballo.

Alejandro Carballo.

Apenas un día después de que su portavoz, Juan Cassá, sellase un acuerdo clave para aprobar el presupuesto del Ayuntamiento de Málaga, Ciudadanos criticó con dureza la "negligencia" y la "torpeza" con la que el equipo de gobierno y, por ende, el alcalde, Francisco de la Torre, gestionaron el fracasado Museo de las Gemas en Tabacalera. Y a pesar de esta dura consideración, la formación naranja rehusó ayer exigir responsabilidad alguna a los actuales dirigentes municipales.

El socio de investidura de De la Torre presentó un documento integrado por 27 puntos, conclusiones extraídas de la comisión de investigación en la que durante varios meses se ha analizado la labor del Ejecutivo local con Art Natura. En el mismo, se llega a relacionar esta mala gestión con la pérdida de unos 7 millones de euros, dinero que durante varios ejercicios fueron abonados en concepto de canon a la promotora del museo, Royal Collections. "Es un grave caso de despilfarro de dinero público", llegó a decir el viceportavoz de la formación naranja, Alejandro Carballo, quien elevó a 31 millones los gastos relacionados con el fallido equipamiento cultural. No obstante, diferenció entre la mala gestión y la posible existencia de ilegalidades, que dejó en manos de los tribunales. "No es lo mismo meter la pata que meter la mano; creemos que se ha metido mucho la pata pero no ha quedado demostrado que se haya metido la mano", sostuvo.

Entre las conclusiones Ciudadanos hizo hincapié en que nadie del equipo de gobierno del PP vio la colección de gemas y tapices. "Es como si compras por catálogo algo que te cuesta mucho dinero; era una muerte anunciada", dijo Ignacio Villena, asesor técnico de esta formación. A esto sumó la constatación de que los planos iniciales del proyecto, que preveían rejas, tornos y puertas de seguridad, "fueron modificados" por un arquitecto municipal, desapareciendo estas instalaciones. Una circunstancia que derivó en la negativa de la Subdelegación del Gobierno a autorizar a la promotora a abrir el museo aunque fuese de manera parcial. Del análisis de Ciudadanos se deduce que buena parte de la responsabilidad en el fracaso del museo recae en el Ayuntamiento, al no facilitar "en tiempo" la documentación necesaria para solicitar la licencia de apertura. Asimismo, denunció que no se hiciese el estudio geotécnico de los edificios a pesar de que era "preceptivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios