Málaga lidera el envío de alumnos de FP a empresas extranjeras

  • El 70% de los estudiantes del IES Campanillas realiza su formación en centros de trabajo en firmas de Alemania, Irlanda y Finlandia · Es de los institutos que más jóvenes recibe y envía a Europa de toda Andalucía

Comentarios 1

Aunque un poco asustado, en dos meses Raúl Moreno hará la maleta. Meterá, sin duda, ropa de abrigo y toda la certeza de estar viviendo una experiencia única. Un avión lo llevará a Helsinki y allí, este joven malagueño de 21 años, realizará durante dos meses sus prácticas en una empresa finlandesa. Raúl forma parte del 70% de alumnos del IES Campanillas que eligen firmas europeas para su Formación en Centro de Trabajo. Así el instituto se sitúa a la cabeza de Andalucía en número de estudiantes de ciclos formativos enviados al extranjero y también recibidos desde fuera.

Hace nueve años, el centro comenzó su experiencia europea. Desde entonces, unos 70 alumnos han viajado a Alemania, principalmente, a Irlanda y a Finlandia, estos dos destinos añadidos en los dos últimos cursos. El ciclo formativo de grado superior Desarrollo de Aplicaciones Informáticas es bilingüe en inglés y de ahí surgió el planteamiento de conjugar formación laboral con el aprendizaje del idioma. Para conseguir este reto, nada mejor que salir al extranjero.

"Lógicamente el objetivo es mejorar su formación técnica y profesional en un entorno empresarial en el que se tienen que mover en otro idioma y con una forma distinta de ver las cosas, pero lo más positivo de todo es la experiencia personal", considera Juan Manuel Sánchez, director del IES Campanillas. "Es una vivencia que los engrandece personalmente y un valor añadido evidente en su currículum", apunta el director.

Los alumnos como Raúl lo saben. Él, aunque vive en Ciudad Jardín, eligió este centro precisamente porque era bilingüe y ofrecía la posibilidad de realizar prácticas en Europa. Nunca ha vivido fuera de casa y le parece "una experiencia grandísima" manejarse solo en un entorno tan diferente al suyo. "Tengo ganas de irme aunque estoy nervioso, pero hay que madurar, que enfrentarse a todo", dice con convencimiento.

Su profesor Sergio Banderas, coordinador de Proyectos Europeos y Bilingüismo en el instituto, le allanará el camino. Esta próxima semana viaja a Finlandia para hacer una entrevista preparatoria con las empresas en las que realizará unas 300 horas. También le buscará a los cuatro alumnos que viajarán este año al país nórdico un albergue juvenil en el que puedan realizar su estancia financiada por becas Erasmus.

Lo que le queda a Raúl por descubrir, ya lo hicieron el pasado año Alejandro Bernabé y Borja González. Alejandro trabajó en una empresa de Cork (Irlanda). Se puso en contacto con la firma con varios meses de antelación y se preparó aquí la tecnología con la que se iba a enfrentar en Irlanda. Allí mejoró su nivel de inglés y aportó tanto que le propusieron un empleo. Desde junio del pasado año trabaja en el desarrollo de aplicaciones informáticas. "Me fue muy bien", afirma.

Para Borja su estancia en Colonia (Alemania) supuso "una experiencia que repetiría sin pensármelo". Trabajó en el departamento de informática de Rewe Group, una importante cadena de hipermercados y afirma que sus compañeros alemanes siempre estuvieron dispuestos a echarle una mano cuando lo necesitaba. Se comunicaba con ellos en inglés, lo que le ayudó mucho a soltarse con el idioma. "Le dijeron a mi tutor laboral que estaban muy contentos conmigo porque además de resolver problemas había sabido aportar más", comenta sabiendo que no se quedó a trabajar allí porque ya tenía una salida laboral en Málaga.

Precisamente la buena valoración en el extranjero de los alumnos malagueños, de su capacidad técnica y su formación académica es lo que destaca el profesor Sergio Banderas. "Incluso con dificultades lingüísticas les han ofrecido trabajo, saben apreciar a nuestros alumnos", asegura.

70

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios