Málaga da el primer paso para el centro de la cerámica medieval

Infografía de una de las ideas iniciales del centro de interpretación. Infografía de una de las ideas iniciales del centro de interpretación.

Infografía de una de las ideas iniciales del centro de interpretación.

El Ayuntamiento de Málaga da el primer paso para disponer en el horizonte cercano de un centro de interpretación de la cerámica medieval en la calle Chinchilla, proyecto objeto de análisis en la Casona de Parque desde hace casi una década. Aprovechando la última convocatoria de los fondos Edusi, que permite a la ciudad disponer de 15 millones de euros para actuaciones urbanas, el Consistorio pretende utilizar parte de esta suma para la ejecución de este equipamiento.

La hoja de ruta arranca ahora con la contratación de una consultoría que se encargará de redactar el proyecto básico y de ejecución de estas instalaciones. El valor inicial del mismo alcanza los 117.370 euros (con IVA), y el plazo del servicio es de tres meses.

Muestra del retraso que tiene el cumplimiento de esta apuesta cultural es que fue el Consejo de Administración de la Gerencia Municipal de Urbanismo de mayo de 2003 el que aprobó la creación de este centro, incorporando al mismo el yacimiento descubierto en esta mima zona. En 2009 se llegó a esbozar una primera idea de lo que se quería ejecutar, aunque la propuesta para construir viviendas de protección oficial (VPO) en esos suelos dio al traste inicialmente con la intervención. El fracaso del denominado plan de las tecnocasas ha permitido reactivar la propuesta y es el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) el que toma las riendas de la misma.

De acuerdo con la información recogida en el pliego de condiciones técnicas que rige el procedimiento, una de las exigencias a la que habrá de responder la empresa adjudicataria es la puesta en valor, "previa restauración y conservación", de los yacimientos de época nazarí y almohade encontrados en este emplazamiento, correspondientes a una factoría de producción de cerámica. Los mismos incluyen estructuras de hornos en buen estado de conservación, apareciendo pavimentos y vías públicas de 5 metros de ancho, así como estructuras emergentes de arranque de muros de edificios. Para ello, se demanda la creación de un espacio expositivo controlado y cerrado, formando parte de un complejo de innovación tecnológica como centro de actividades relacionadas con la recuperación del patrimonio.

Los terrenos sobre los que se asentará este equipamiento se encuentran en la calle Chinchilla, ocupando los números 2, 4, 6 y 8 y los 3, 5, 7, 9 y 11, así como el 11 de la calle Alta y el 29 de la calle Dos Aceras. Puntos localizados en un entorno histórico artístico, donde se ubican la Iglesia de San Felipe Neri, el Instituto de Gaona y el Museo del Vidrio. La superficie de actuación es de 1.451 metros cuadrados. El objetivo del IMV es el de proyectar un equipamiento para uso ciudadano, donde se integrarán y se pondrán en valor los restos arqueológicos existentes. Asimismo, se debe conseguir permeabilizar la trama urbana actual, "creando pequeños ensanches y placitas ajardinadas, así como una conexión peatonal entre las calle Chinchilla y Dos Aceras". Además de las actividades museísticas se quiere proyectar un taller arqueológico para uso educativo, de investigación, conservación y restauración arqueológica, así como locales comerciales para la venta de artículos especializados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios