música

Bach y la catedral del sonido

  • La Joven Orquesta Barroca de Andalucía prepara la 'Pasión según San Mateo' para su interpretación el 11 de marzo en el Teatro Cervantes y el 15 de abril en el Auditorio Nacional

Los músicos de la Joven Orquesta Barroca de Andalucía atienden a las instrucciones del director, ayer, en La Térmica. Los músicos de la Joven Orquesta Barroca de Andalucía atienden a las instrucciones del director, ayer, en La Térmica.

Los músicos de la Joven Orquesta Barroca de Andalucía atienden a las instrucciones del director, ayer, en La Térmica. / fotografías: javier albiñana

La primera interpretación de la que se tiene constancia de La Pasión según Mateo de Johann Sebastian Bach tuvo lugar el 15 de abril (Viernes Santo) en la iglesia de Santo Tomás en Leipzig, bajo la dirección del propio compositor. Otras fuentes, sin embargo, sugieren que ya pudo haber un estreno, al menos parcial, dos años antes. La acogida de la obra, descomunal en su estructura, toda una catedral de sonido armada a base de coros, corales, recitativos y arias, con una duración de unas dos horas y media (la más extensa en la producción del maestro), fue cuanto menos tibia, en parte por una querencia excesivamente operística, en parte porque, en lo que a la textura barroca se refiere, Bach se había atrevido a llegar a donde nadie antes había osado siquiera asomarse. Después de un siglo de ostracismo, la veneración romántica restituyó la pieza y desde entonces constituye una abultada piedra de toque en el repertorio sinfónico y coral para cualquier agrupación que se precie. Pero si, tanto tiempo después, decidiéramos abrir una puerta significativamente interesante en sus entrañas, como si asistiéramos a una obra resonante en el siglo XXI, habría que acudir sin remedio a manos nuevas, en las que Bach pueda mostrar, tal vez, brillos inéditos. Por eso conviene prestar toda la atención al nuevo órdago de la Joven Orquesta Barroca de Andalucía (JOBA), que actualmente prepara en Málaga (donde tiene su sede, como proyecto dependiente de la Orquesta Filarmónica de la ciudad) la Pasión según San Mateo de Bach para su interpretación el 11 de marzo en el Teatro Cervantes de Málaga y el 15 de abril en el Auditorio Nacional de Madrid. Lo hará junto al Coro de la Universidad Politécnica de Madrid y la Escolanía Santa María de la Victoria para la cita en Málaga (en Madrid, el Coro de Enseñanzas Elementales del Conservatorio Rodolfo Halffter tomará el relevo de la Escolanía) bajo la dirección de Javier Corcuera, actual director del Coro de RTVE (también del citado Coro de la UPM) y una de las autoridades más solventes respecto a la música barroca en España.

Los responsables de la JOBA no dudan en definir este proyecto como el "reto más importante" desde que se fundara la orquesta, hace ocho años. Por eso, la agrupación ha decidido redoblar sus esfuerzos: la formación que alzará el monumento de la Pasión está formada por 42 jóvenes músicos aún en periodo de formación (o recién graduados) de entre 17 y 22 años procedentes de conservatorios e instituciones educativas de toda Andalucía. Semejante número es el doble de lo habitual, de manera que el espectador asistirá al despliegue en escena de dos orquestas barrocas para la interpretación de una misma obra. Los primeros ensayos comenzaron el pasado domingo en las instalaciones de La Térmica y se prolongarán en el centro durante toda esta semana, con sesiones en las que se alternan pequeños grupos instrumentales (por las mañanas) y todo el conjunto (por las tardes) con Salvador Vázquez, batuta titular de la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga y del Coro de Ópera de la ciudad, como director asistente. Tras este primer encuentro netamente instrumental, los ensayos volverán en la última semana de febrero ya con los solistas vocales (la soprano Olalla Alemán, la mezzo Anais Masllorens, el tenor Francisco Fernández y el bajo Marc Pujol, además de Juan Sancho en el papel de Evangelista) y dos cuartetos vocales del coro, antes de los ensayos de los tuttis que tendrán lugar los fines de semana de cada actuación (ambas en domingo). Las primeras sensaciones, según indicaron ayer fuentes de la orquesta, son magníficas y apuntan, ciertamente, a una Pasión según San Mateo tan canónica como dotada de esencias reveladoras. Que una orquesta de jóvenes músicos dispare sin medias tintas a la cumbre del repertorio barroco da buena cuenta de la ambición del proyecto.

Los mismos responsables de la orquesta destacaron la "enorme" oportunidad que entraña en cuanto a la proyección de la JOBA el concierto del 15 de abril en el Auditorio Nacional, incluido en la programación del mismo como el Concierto de Semana Santa del Ciclo Sinfónico de la Universidad Politécnica de Madrid. Será la primera ocasión, subrayan, en que una orquesta andaluza actúe en el Auditorio Nacional. Si ya la agrupación contaba con una nada desdeñable agenda nacional, las posibilidades tras la velada madrileña prometen no ser pocas. Así el talento, en fin, se alía con el coraje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios