Pleno del Parlamento Leyes de tres en tres

  • La Cámara aprueba tres normas con un alto grado de consenso pese a la sombra del adelanto electoral

Pleno del Parlamento de Andalucía. Pleno del Parlamento de Andalucía.

Pleno del Parlamento de Andalucía. / M. G.

Antes de cada Pleno del Parlamento andaluz, los servicios de comunicación de la Cámara preparan una carpeta informativa con todos los asuntos a tratar en cada sesión quincenal. La que estaba ayer disponible junto a la sala de prensa del antiguo Hospital de las Cinco Llagas tenía la friolera de 394 páginas. Era la carpeta del llamado Pleno escoba, el que debía atar todos los flecos sueltos de una legislatura que, parece, está dando las últimas boqueadas. O no.

El grosor de la carpeta estaba justificado. Entre mociones y preguntas al Consejo de Gobierno había tres proyectos y el Ejecutivo socialista se salió con la suya en todos. Las tres normas impulsadas desde San Telmo llegaron ayer a buen puerto: la Ley Audiovisual, la Ley de Medidas frente al Cambio Climático y la reforma de la Ley de Igualdad de Género.

“Desde Andalucía seguimos haciendo las cosas de una manera diferente”, dijo el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, desde la tribuna. Se refería a la unanimidad lograda por la ley Audiovisual después de un debate plagado de halagos e, incluso, una alusión a la teoría de la Relatividad de Einstein. Con esta cita científica, el diputado socialista Javier Aragón aludía a la velocidad con la que se ha tramitado esta norma.

Al popular Guillermo García de Longoria no le gusta tanto esa celeridad. “Era un Pleno para vender leyes al peso”, zanjó el parlamentario onubense. Ambos diputados tienen razón, al menos en el asunto de las prisas. Las leyes Audiovisual y de Cambio Climático se han tramitado en tiempo récord y, además, ambas se han aprobado por unanimidad pese a que el PP se equivocó en la primera y su intención era abstenerse. Sin embargo, pero la llegada de la norma al BOJA nunca estuvo en riesgo.

No han corrido la misma suerte otras como la ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público o la ley de Formación Profesional. La primera fue una de las propuestas estrella del comienzo de la legislatura, pero los grupos siguen atascados en su tramitación. Sobre la segunda, Juan Marín reveló ayer que esta última podría llegar al Pleno de los días 10 y 11 de octubre, si es que llega a celebrarse. Ambas estaban en el acuerdo de investidura al que PSOE y Ciudadanos que ha sostenido la legislatura y que, en la práctica la sigue sosteniendo.

Los ocho diputados naranjas, con Juan Marín a la cabeza, votaron a favor de las tres leyes del Gobierno. Ya lo dijo por la mañana el líder regional de Ciudadanos, “la inestabilidad es burla a la inteligencia de los andaluces”. Incluso en la reforma de la ley de Igualdad de 2007 –que se llevó el voto en contra de Podemos e IU– los ya ex socios preferentes del Gobierno andaluz se pusieron del lado de los socialistas, aunque la norma no estaba en ese pacto que ya es papel mojado por, como recuerda siempre que puede Marín, “los incumplimientos del PSOE”.

“Yo confío en que no sea el último Pleno”, insistió el líder regional de Ciudadanos, que aseguró estar en contra del adelanto electoral pese a que los líderes nacionales de su partido llevan semanas dejándose caer por Andalucía. Comenzaron en Málaga, –con escenificación de la ruptura del pacto incluida–, siguieron la gira por Huelva y mañana siguen mañana en Sevilla después de una leve parada en Cádiz para homenajear a la Constitución.

Nadie quiere adelanto electoral, pero casi todo el mundo está de gira. Le pasa a la confluencia, que ayer hizo parada en Sevilla por razones parlamentarias y, además, recibieron una visita ilustre. El alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, se dejó caer por el Parlamento del que formó parte durante más de una década que fue, seguro, mucho más inestable que el Pleno que ayer aprobó tres leyes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios