Antequera

Los dulces de Navidad de las monjas de clausura de Antequera, directos a casa con Telepizza

  • Este año, las ventas de las religiosas han caído ya que sus principales clientes son personas mayores que ahora no salen de casa

Las monjas preparando roscos, en las Navidades de 2018. Las monjas preparando roscos, en las Navidades de 2018.

Las monjas preparando roscos, en las Navidades de 2018. / Javier Flores

Sin duda, la Navidad de 2020 será diferente, pero al menos que no falten los mantecados, roscos y demás productos propios de las fechas. Con esa idea, los dulces de las monjas de clausura de Antequera serán repartidos a domicilio por Telepizza. La empresa se ha ofrecido, de manera desinteresada, a distribuir a domicilio los productos típicos de estas fechas que las religiosas elaboran en sus conventos para, de esta manera, darles salida, ya que ellas no tienen los medios para el reparto de los mismos.

Esta iniciativa surgió hace tres días cuando un conocido del convento de las Clarisas de Antequera acudió a la tienda de Telepizza de la localidad para pedir ayuda en la distribución de mantecados, ya que este año, a consecuencia de la situación derivada de la pandemia del COVID-19, las ventas han bajado mucho ya que sus principales clientes son personas mayores que ahora no salen de casa.

A raíz de la puesta en marcha de esta iniciativa, otros conventos de la zona, como el de las Carmelitas Descalzas que este año no iba a realizar campaña de Navidad a causa de la situación actual, se han interesado en la propuesta y se han unido a la misma para poder distribuir sus productos a domicilio.

"Con la llegada de la pandemia hemos visto cómo surge la necesidad de que todos estemos a una y trabajemos en la misma dirección para seguir ofreciendo lo mejor de nosotros a la sociedad, porque entre todos, seguimos adelante", han indicado desde Telepizza Antequera.

Así, han incidido en que en las circunstancias actuales, con las nuevas restricciones, "vuelve a ser necesario pasar más tiempo en casa" por lo que el reparto a domicilio "se reafirma como servicio esencial para seguir llegando al cliente".

Sin embargo, han sostenido que "no todos tienen los medios para realizarlo, como ejemplo, tenemos al colectivo de religiosas de clausura que elaboran dulces y no pueden dar igual salida a sus productos", de ahí la prestación de esta ayuda a las monjas de Antequera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios