Deportes

Una cesión medida

  • El Unicaja confía en la capacidad de Vidaurreta para explotar todas las capacidades de Rafa Freire, al que espera de vuelta

Comentarios 1

Hay dos tipos de cesiones, las que se toman como única salida para quitarse de encima un sueldo, y aquellas en las que se confía la progresión del jugador a otro equipo en busca de minutos y experiencia. Sin lugar a dudas, el segundo caso es el de Rafa Freire. El sábado se hacía oficial su cesión al Meridiano Alicante, donde se entrenará bajo las órdenes de Txus Vidorreta. El base brasileño es una de las firmes promesas de la cantera malagueña y el club no está dispuesto a perderlo de vista. Internacional con su selección, con la que se encuentra concentrado estos días, Freire dispondrá de los minutos y la experiencia que necesita en un equipo como el Meridiano, que peleará por la permanencia desde el primero minuto de la Liga Endesa hasta el último.

Hasta ahí, todo el mundo pensaría que esto se trata de una cesión normal y corriente en la que un club, en este caso Unicaja, no puede darle los minutos necesarios a un canterano y le busca una salida. Pero desde el seno del equipo de Los Guindos se tenía claro que el brasileño no podía marcharse a cualquier sitio. Se ha mirado y estudiado todo con lupa y Unicaja sólo estaba dispuesto a dejar marchar a Freire si su destino estaba ligado al de Txus Vidorreta. El técnico bilbaíno ha demostrado a lo largo de su carrera saber sacar rendimiento a los jóvenes talentos que han pasado por sus manos. El ejemplo más reciente suena por todo el mundo, pues es uno de los pívots mejor considerados del Viejo Continente. Se trata de Tiago Splitter, inmerso en su aventura NBA y compañero de selección del propio Rafa Freire.

El brasileño se puso a las órdenes de Vidorreta cuando sólo era un proyecto de jugador y el técnico de Bilbao le orientó en el camino que le ha llevado a la mejor liga del mundo. Otro caso conocido es el de Marcelinho Huertas, curiosamente otro jugador brasileño, que también pasó por sus manos en el Bilbao Basket, y ahora es uno de los bases más cotizados del mercado español.

Ese es el ejemplo que busca seguir Unicaja con la cesión de Rafa al Meridiano. Equipo medio, donde obtendrá un protagonismo y rol diferentes al de Málaga, sin la presión de ser canterano de la casa. Vidorreta ha trabajado y ha sabido mimar a jóvenes talentos, tanto a nivel de clubes como de selecciones, donde fue campeón de Europa sub 18 con jugadores de la talla de Sergio Rodríguez o Carlos Suárez. Unicaja sabe lo que hace y ha intentado dejar el futuro de Freire en las mejores manos posibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios