Estepona

Estepona logra un ahorro de 200 millones en los últimos 12 años con su plan de austeridad

El alcalde de Estepona, José María García Urbano.

El alcalde de Estepona, José María García Urbano. / M. H. (Estepona)

El plan de austeridad del Ayuntamiento de Estepona ha conseguido reducir en 200 millones de euros los gastos municipales, mediante la implantación de una serie de medidas que han contribuido a la eliminación de gastos superfluos o al despilfarro de los recursos públicos, lo que ha permitido afrontar el pago del 90% de la deuda heredada, según ha informado el Consistorito.

De esta manera, han señalado que “el Ayuntamiento de Estepona es hoy una administración con sus cuentas saneadas y responsable con la gestión de los fondos públicos”, destacando entre las primeras iniciativas que se llevaron a cabo en 2011 la eliminación de más de un centenar de líneas de móviles corporativas y contratos de telefonía, lo que ha supuesto un ahorro de más de 4 millones de euros.

A ello han agregado los más de 400.000 euros que el Consistorio se ha ahorrado al renunciar el alcalde a tener un vehículo oficial. El capítulo de personal, que llegó a suponer el 110% de los ingresos municipales en 2011, se sitúa ahora en el 41%.

La implantación de la administración electrónica, que permitió la eliminación del papel en la totalidad de las gestiones municipales, es otra de las medidas que han puesto de relieve desde el Consistorio, así como la creación de la central de compras, un organismo que se creó para unificar todos los pedidos que necesitan las distintas delegaciones municipales, adjudicando los contratos a las empresas que presentan las ofertas más ventajosas.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Estepona ha ido implantando durante todos estos años un ambicioso plan de eficiencia energética, con la sustitución de todo el alumbrado público por luces led y la implantación en edificios públicos, lo que ha permitido “una reducción de más de un 30 por ciento en el consumo energético de la ciudad”, han apuntado.

El ahorro que se ha alcanzado con estas y otras medidas han permitido que el Consistorio haya podido afrontar el pago del 90% de la deuda heredada en 2011. En estos momentos, ese débito de 304 millones de euros se encuentra en 49 millones de euros. El Ayuntamiento contempla en el presupuesto municipal de 2023 destinar 15,4 millones de euros para que este débito quede por debajo de los 35 millones de euros.

Hitos en el pago de la deuda heredada

Por otro lado, desde el Consistorio han destacado los “hitos” en el pago de la deuda heredada, señalando “el vertiginoso ritmo de amortización, produciéndose así un considerable ahorro a las arcas municipales al evitar el pago de los intereses que genera”.

Así, han apuntado que en 2022 se pagaron anticipadamente 9,3 millones a la Seguridad Social para saldar por completo los 60 millones de deuda heredada con esta entidad. Anteriormente, se saldó la deuda por la totalidad de las facturas no contabilizadas, las denominadas ‘en los cajones’ (33 millones de euros).

También se saldó en su totalidad la deuda heredada con la Junta de Andalucía por el uso indebido o no justificado de subvenciones concedidas por la administración autonómica al anterior gobierno socialista (6 millones de euros); se acabó con la deuda heredada con la Agencia Tributaria (18 millones de euros); se pagó la totalidad de la deuda heredada con la concesionaria del servicio de aguas (8 millones de euros) y se han abonado ya 84 millones de euros de la deuda bancaria heredada y generada en gran parte por el plan de pago a proveedores, que hubo que suscribir en 2012 derivado en su totalidad de las facturas impagadas entre 2009-2011.

En relación al periodo medio de pago a proveedores de Estepona, este se encuentra en 9 días, frente a los 1.492 días que se tardaba antes de 2011 en pagar las facturas, situándose el Ayuntamiento de Estepona entre los más ágiles de España para el abono de los servicios contratados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios