Municipal

Comercio reactiva la apuesta por un mercado gastronómico en Teatinos, de gestión privada

  • Pérez de Siles habla del al menos un grupo inversor interesado

  • La actuación reservará una zona para puestos de abastos y otra para espacios gourmet

Interior del mercado de Atarazanas. Interior del mercado de Atarazanas.

Interior del mercado de Atarazanas. / Javier Albiñana

Más de una década después de que por vez primera el Ayuntamiento de Málaga pusiese sobre la mesa su apuesta por dotar a los distritos de Teatinos y Campanillas de mercados de abastos, el compromiso sigue sin cumplirse. A pesar de no pocos intentos en este intervalo de tiempo, la incapacidad económica del Consistorio, primero, y la ausencia de socios privados interesados en desarrollar estos equipamientos, han venido dando al traste año tras año esta idea.

Ahora se abre un nuevo capítulo que en el área de Promoción Empresarial se cree que podría ser el definitivo. Al menos en lo que respecta a Teatinos. Los responsables del departamento municipal hablan de la existencia de contactos y negociaciones con un grupo inversor interesado en ir adelante con una actuación que, junto a una superficie reservada para puestos de abastos, estaría fundamentalmente centrada en la disposición de espacios gastronómicos. "Algo parecido al mercado de San Miguel, en Madrid", admitió la concejala Elisa Pérez de Siles.

"Estamos mirando el proyecto que había; estamos moviéndolo, hemos tenido varias reuniones internas", admitió la edil del PP, quien habló de la existencia de al menos un grupo interesado. Se como fuere, como tendrá que ocurrir con la manzana de los antiguos cines Astoria y Victoria y ocurrió para la reforma del mercado de la Merced, la operación final tendrá que salir a licitación.

La convicción del equipo de gobierno del PP en este sentido es tal que los técnicos ya ultiman la redacción del anteproyecto, que servirá de base para, posteriormente, ir adelante con los pliegos de condiciones que deben regir una futura concesión demanial. Antes, el documento tendría que recibir el visto bueno de la Junta de Gobierno Local, abriéndose posteriormente a exposición pública por un periodo de un mes. Con todo, Pérez de Siles apuesta por aprovechar el interés actual para impulsar la operación cuanto antes.

Los técnicos buscan reducir el coste de construcción, que en origen se situaba en 6,7 millones

El trabajo actual toma como punto de partida el ya avanzado hace casi cuatro años por el propio Ayuntamiento. En este sentido, la parcela elegida para este uso se localiza en la zona de Morillas, en la calle Maestro Jiménez, con una superficie a construir de 8.199,43 metros cuadrados. De ellos, 2.409,69 metros se destinan a mercado de abastos, con capacidad para 68 puestos; otros 2.398,92 metros a usos compatibles, entre los que se incluye supermercado y restauración. Las zonas comunes ocupaban en ese esquema de edificio 3.318,82 metros, incluyendo aparcamiento para 99 vehículos.

Respecto a esa primera documentación, los nuevos responsables del área buscan potenciar el atractivo de la oferta y ello pasa por abaratar la inversión necesaria para la ejecución del edificio, que en 2015 se situó en 6,7 millones de euros, lo que a su vez repercutiría en un menor canon anual, que se fijó en unos 105.000 euros. Otra de las variaciones que se quiere introducir es una reducción del periodo concesional máximo, que pasaría de 50 a 40 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios