Málaga

Condenan a una aseguradora a pagar a la viuda de un hombre que murió por cáncer de pulmón

Ciudad de la Justicia.

Ciudad de la Justicia. / Javier Albiñana

La compañía Seguros Cajamar Vida ha sido condenada a pagar a una viuda de Málaga 130.000 euros más intereses como beneficiaria de dos pólizas de seguro de vida de su marido fallecido, según una sentencia que considera no acreditado que él mintiera en un cuestionario de salud sobre cuánto fumaba. La aseguradora demandada se oponía a la reclamación de la viuda alegando que el marido, al suscribir la póliza, ocultó intencionadamente hechos relevantes relativos a la salud como su elevado y nocivo hábito de consumo de tabaco.

La compañía adujo que el hombre obvió informar de que llevaba fumando desde los 14 años y que era más que evidente que habría fumado en su dilatado consumo más de 40 cigarrillos diarios, cantidad que este había negado en el cuestionario realizado para contratar la póliza del seguro. La documentación médica recoge que el hombre era fumador de dos paquetes por día desde los catorce años y la resolución precisa en sus fundamentos de derecho que, si bien es cierto que existen cajetillas de tabaco que cuentan con más de 20 cigarrillos en su interior y otras con menos, "generalmente estas son de 20 cigarrillos".

La sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, explica también que el cuestionario de salud no contenía ninguna cuestión o aclaración de aspectos como sus años de adicción al tabaco. La resolución, que no es firme y cabe interponer contra ella recurso de apelación, estima la demanda de la viuda contra la aseguradora y condena a la compañía a pagar 130.000 euros a la beneficiaria de la póliza, más los intereses devengados por el tipo legal incrementado en dos puntos.

Si existiese un exceso, obliga además al abono de cualquier otra deuda que tuviera el tomador del seguro contraída con la entidad bancaria y, en caso de que siguiera habiendo exceso, al pago de esa cantidad al cónyuge e hijos menores de edad del tomador por partes iguales. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Vélez-Málaga ha impuesto además las costas a la parte demandada en este caso judicial, en el que la demandante ha estado representada por el bufete Lucena Abogados.

El órgano judicial considera que no quedó acreditado que el fallecido mintiera cuando suscribió las pólizas ni que faltara a la verdad cuando contestó a las preguntas de las encuestas que contenían esas pólizas. Indica además que el diagnóstico de cáncer de pulmón del hombre fue en febrero de 2020, que no se practicó prueba alguna para acreditar que sufriera ya esa enfermedad a la fecha de contratación de las pólizas, ni que conociera ese padecimiento, y que falleció como consecuencia de un carcinoma pulmonar en julio de 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios