Málaga

Desalojan una nave en El Viso de Málaga por una fiesta con alcohol, drogas y sin las medidas sanitarias

  • En el interior del local actuaba un Dj contratado para la ocasión, y había unas 60 personas, sin mascarilla y sin mantener distancia social

  • Los responsables habían alquilado el inmueble en donde se encontraban y cobraron entradas por la asistencia

Vista aérea del polígono El Viso, en una imagen de archivo. Vista aérea del polígono El Viso, en una imagen de archivo.

Vista aérea del polígono El Viso, en una imagen de archivo. / M. H.

Esta pasada madrugada, la Policía Local de Málaga ha llevado a cabo el desalojo de una nave del polígono El Viso en la que se estaba celebrando una fiesta sin las medidas sanitarias obligatorias para evitar los contagios por coronavirus. Los agentes encontraron, además, alcohol y drogas escondidas en el local.

La fiesta superaba el aforo permitido y no se estaban guardando las medidas de seguridad de uso de mascarillas y distanciamiento social. Los hechos ocurrieron las 04.00 de la madrugada de este miércoles, según ha informado la Policía Local de Málaga en un comunicado. 

Durante un servicio de vigilancia nocturno rutinario, los agentes observaron gran afluencia de personas en la vía pública consumiendo alcohol y sin mascarillas. El grupo de personas, al advertir la presencia policial corrieron hacia un local en donde se encerraron sin permitir la entrada a los policías, que se vieron obligados a organizar un dispositivo para intervenir. 

Hasta cuatro unidades de la Policía Local de Málaga se desplazaron hasta el lugar nada más tener conocimiento de los hechos, comprobando que en el exterior de un local, situado en el polígono de El Viso, había gran cantidad de personas que no portaban mascarillas y consumían alcohol, y muchas de las cuales estaban en estado de embriaguez.

Los agentes procedieron a realizar un registro en el citado local, en el que sonaba música muy alta, ya que había un Dj contratado para la ocasión, y en cuyo interior se encontraban unas 60 personas, muchas de ellas sin mascarillas y sin mantener distancia social, y en estado ebrio.

Se procedió a identificar a los organizadores de la fiesta, quienes reconocieron haberla organizado, alquilando el inmueble en donde se encontraban y cobrar entradas por la asistencia.

Durante el registro, la Policía Local comprobó que había un importante volumen de restos de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes (cocaína, hachís y marihuana) escondidas o tiradas por todo el local.

Como resultado de la intervención, los agentes pusieron 30 denuncias por incumplimiento en el uso obligatorio de la mascarilla, en sentido el número de denuncias por este motivo se eleva a 4.002 desde que se decretara el uso obligatorio de la mascarilla; dos por celebración de fiesta con infracción grave y tres actas por posesión de drogas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios