Desayuno Informativo Grupo Joly De la Torre da por liquidado el eje estratégico Málaga-Sevilla

  • Denuncia que en Andalucía hay "demasiada cultura de localismos"

  • Destaca "la capacidad de acción" de los municipios ante el cambio climático

  • Reivindica que la educación Primaria esté en manos de los ayuntamientos

Francisco de la Torre, en el desayuno informativo de Grupo Joly. Francisco de la Torre, en el desayuno informativo de Grupo Joly.

Francisco de la Torre, en el desayuno informativo de Grupo Joly. / Javier Albiñana

Noviembre de 2015. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acompañado de su homólogo sevillano, Juan Espadas, ensalza las virtudes del denominado eje estratégico Málaga-Sevilla y asegura que nace con el objetivo de "sumar" y lograr más visibilidad de cara al exterior. Cuatro años después, tras una trayectoria escasa en cuanto actividad, el mandatario malagueño da por liquidado un instrumento de colaboración que aunque nació de la mano de las dos grandes capitales andaluzas, pretendía abrirse al resto de territorios.

Aunque no pronunció en primera persona el mensaje de que tal eje está enterrado, lo asumió sin género de duda. En el marco de un desayuno informativo organizado por el Grupo Joly, con el patrocinio de la empresa Martín Casillas, expresó de manera clara su desazón con el papel jugado por esta alianza, acotado a la labor de las universidades sevillana y malagueña y a la promoción turística realizada en el marco del Andalucía Sound. "Y poco más", resaltó. Un fracaso que, por sus palabras, parece ligado a la existencia en Andalucía todavía de "demasiada cultura de localismos".

Durante su intervención se quejó de la falta de apoyo mostrado por el resto de ciudades andaluzas cuando Málaga aspiró a acoger la sede de la Agencia Europea de Medicamento, cuya salida de Londres, ante la inminencia del Brexit, se venía anunciando desde hace años. "Me encontré solo desde el punto de vista de otras ciudades", afirmó, cuestionando de manera directa la posición del eje.

"Si el eje hubiese visto claro este tema hubiéramos tenido el apoyo de la Junta y si la Junta hubiera dicho ven, el Gobierno central más el PSOE y Cs, que apoyaron en el Congreso y el Senado a Barcelona, hubieran dico estamos chalaos, tirando por la borda las posibilidades de España”, expresó.

Antonio Martín García, consejero delegado de Martín Casillas; José Joly, presidente del Grupo Joly; Francisco de la Torre, alcalde de Málaga; José Antonio Mena, alcalde de Benahavís y presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental; Antonio Martín Pozo, consejero delegado de Martín Casillas, y Natalia Sánchez, secretaria general de la CEM. Antonio Martín García, consejero delegado de Martín Casillas; José Joly, presidente del Grupo Joly; Francisco de la Torre, alcalde de Málaga; José Antonio Mena, alcalde de Benahavís y presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental; Antonio Martín Pozo, consejero delegado de Martín Casillas, y Natalia Sánchez, secretaria general de la CEM.

Antonio Martín García, consejero delegado de Martín Casillas; José Joly, presidente del Grupo Joly; Francisco de la Torre, alcalde de Málaga; José Antonio Mena, alcalde de Benahavís y presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental; Antonio Martín Pozo, consejero delegado de Martín Casillas, y Natalia Sánchez, secretaria general de la CEM. / Javier Albiñana

Para el regidor, en este tema "faltó realismo, sentido común y pragmatismo en otras ciudades y la autonomía porque hubiese sido una oportunidad única para Andalucía". Especialmente crítico fue con la "oposición" de Granada, "que absurdamente se pegaba tiros en el pie" al poner sobre la mesa también su pretensión de acoger este organismo.

"Esa falta de visión de que lo que es bueno para una ciudad es bueno para todos no se ha conseguido todavía", insistió. A modo de ejemplo, ofreció todo el apoyo de Málaga a las aspiraciones de Granada a acoger un acelerador de partículas. "Si se monta allí será bueno para Málaga", apostilló. En esta línea de pensamiento, ante unos 200 asistentes al acto, defendió "sumar esfuerzos y no tener planteamientos localistas absurdamente exagerados".

"Si el eje hubiese visto claro lo de la Agencia del Medicamento hubiéramos tenido el apoyo de la Junta”

La crítica a los localismos fue una de las ideas expuestas por el veterano regidor malagueño, que cumple ya 19 años al frente de la institución. Pero no la única. Aprovechando la celebración estos días de la Cumbre del Clima en Madrid y en la que participó el pasado lunes, De la Torre puso en valor el papel activo que pueden desempeñar los ayuntamientos en esta materia, apostando de manera decidida por el transporte público y por vehículos menos contaminantes, con especial mención a los eléctricos.

"En el reto del cambio climático, de la amenaza que supone un planeta en carrera desenfrenada, tenemos que reflexionar sobre como hacer las cosas mejor para que el progreso sea compatible con la sostenibilidad", dijo, mostrándose convencido de la "capacidad de acción" del ámbito local. "Hay muchas tareas que podemos hacer de manera más inteligente", insistió, subrayando que el reto presente "obliga a todos a trabajar en una dirección concreta y convergiendo; no podemos estar insensibles".

Aplicando esta reflexión a Málaga capital, informó de que en la actualidad hay proyectos de generación de energías renovables que producen del orden de 66.000 megavatios hora año, dando respuesta a casi la mitad de la energía que consume la estructura municipal y sus empresas. Una estrategia a la que pretende sumar la apuesta urbana por facilitar la construcción de parques solares capaces de generar entre 20.000 o 30.000 megavatios hora año.

Una estrategia de sostenibilidad en la que enmarcó algunos de sus grandes proyectos urbanísticos para el presente mandato, caso de los intercambiadores de transporte que pretende impulsar en la Plaza de la Marina y en la Explanada de la Estación, o su vieja aspiración por poner en marcha una nueva vía perimetral que se extienda desde la Axarquía hasta Mijas, que permitiría aliviar las actuales infraestructuras viarias en el entorno de la capital de la Costa del Sol.

"Este país estaría funcionando mejor si tuviéramos unos ayuntamientos más capaces desde el punto de vista de competencias y presupuesto"

Ligada a la lucha contra el cambio climático, el regidor puso sobre la mesa una de sus históricas reclamaciones, consistente en abrir un nuevo proceso de descentralización a nivel nacional que permita incrementar las competencias de gestión por parte de las corporaciones locales. "Este país estaría funcionando mejor si tuviéramos unos ayuntamientos más capaces desde el punto de vista de competencias y presupuesto", enfatizó, cuestionando el carácter "centralista" que históricamente ha tenido España.

De manera directa, habló de la necesidad de que sean los municipios los que tengan en sus manos tareas como vivienda, política social, políticas activas de empleo y, de manera particular, "educación Primaria". "Nos jugamos el futuro en estas cuestiones", dijo, señalando que son los países que han puesto el acento en la educación "los que van realmente bien". A su juicio, las ciudades "pueden dar una mejor respuesta" en estos asuntos, asegurando que Málaga ya trata de hacerlo aún sin las competencias transferidas.

En otro orden de cosas, el regidor expuso la apuesta del Ejecutivo local por licitar a lo largo del año que viene la construcción del Auditorio, cuyo coste se estima en unos 120 millones de euros. Bien es cierto que el propio De la Torre condicionó este paso estratégico a disponer del acuerdo del resto de administraciones públicas, caso del Gobierno central, la Junta de Andalucía y la Diputación provincial. También aludió al trabajo necesario para que la participación de actores privados en esta iniciativa puede crecer del 10% inicialmente previsto hasta lograr un 20% o un 30%, de manera que el esfuerzo económico de los actores públicos sea menor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios