Novedades 'Málaga Hoy' estrena canal en WhatsApp, síguenos

SUCESOS Muere el conductor de un turismo tras salirse de la vía en la A-357, a su paso por Álora

sucesos

Detienen en Málaga a un supuesto bróker en busca y captura por estafa en bitcoins

  • Garantizaba una rentabilidad del 20% semanal y, dado que los primero inversores comenzaron a recibir beneficios, el negocio pasó rápidamente de los 30 inversores a los 500

  • Durante la pandemia, habría dejado de pagar a casi todos los inversionistas

  • "Hay cientos de afectados", sostiene el abogado que representa a una veintena de víctimas

Estafas con Bitcoins: El nuevo "Fórum Filatético"

Estafas con Bitcoins: El nuevo "Fórum Filatético" / Rosell

El supuesto experto en criptomonedas Javier Biosca, a quien le constaba en vigor una orden de detención de la Audiencia Nacional acusado de estafar a cientos de personas, ha sido detenido en la Axarquía de Málaga. Se le imputan hechos que pueden ser constitutivos de un delito continuado de estafa, blanqueo de capitales y organización criminal. El juez del Central número 1 Santiago Pedraz le tomará declaración este martes.

Aunque en un principio se personaron unas 300 víctimas, en la última semana se ha incrementado el número de afectados, según ha explicado a este periódico el abogado que lleva una de las querellas, Juan Carlos Gómez León de Gran Vía Advocats.

En palabras del letrado, Biosca se presentaba como un bróker que tenía sistemas de información muy sofisticados que permitían inversiones con criptomoneda o bitcoin, lo que conllevaba "muchísimas compras por segundo". Garantizaba rentabilidades del 20% semanal, que más tarde rebajó al 10%. 

En el caso de este abogado, que representa a unos 20 afectados, el perjuicio estimado ha sido de unos 3 millones de euros, pero insiste en que hay "centenares de perjudicados", que han invertido en algún caso hasta 1 millón de euros. "La rentabilidad era tan importante que en pocos meses se multiplicaba exponencialmente la cantidad que se había invertido", afirma Gómez de León. 

Cada semana, subraya el representante de las víctimas, Biosca ofrecía a los inversores "recuperar la cantidad o reinvertirla", de forma que, señala, "capitalizaba el cien por cien de los intereses devengados". "Ese capital ya era propiedad del inversor. Las inversiones que habían generado en un año tenía intereses exponenciales", apostilla. 

La Audiencia Nacional ponía el foco en que sobre este mismo 'negocio' sobrevolaban otras querellas más, como la de la Asociación de Afectados por las Inversiones en Bitcoins --representada por el bufete de Emilia Zaballos--, que calcula que los afectados podrían rondar los 300, y el dinero pasaría de los 100 millones.

En la querella de esta asociación se detalla que Biosca y su familia crearon presuntamente un negocio dedicado a las inversiones en criptomonedas en 2019 pero que carecía de todo tipo de autorizaciones dado que no estaba inscrito por ejemplo en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Tras montar ese 'chiringuito financiero' comenzaron a captar clientes que debían entregar su dinero a Biosca, quien garantizaba una rentabilidad del 20 o del 25 por ciento semanal --al menos al inicio--. Dado que los primero inversores comenzaron a recibir beneficios, se corrió la voz entre familiares de estos alabando la figura de confianza del broker y el negocio pasó rápidamente de los 30 inversores a los 500.

Pero durante la pandemia y el confinamiento se produjeron las primeras situaciones de irregularidad con incumplimiento por parte del agente bursátil, que supuestamente dejó de pagar a casi todos los inversionistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios