Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Málaga | ERTE La EMT de Málaga acuerda con los trabajadores un ERTE para 230 empleados

  • Afecta a diferentes departamentos, incluyendo conductores, personal de talleres, estación de autobuses y administración

Una mujer sube a un autobús de la EMT. Una mujer sube a un autobús de la EMT.

Una mujer sube a un autobús de la EMT. / Javier Albiñana

La Empresa Malagueña de Transportes (EMT) y los representantes de sus trabajadores han acordado aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a 230 empleados, durante la crisis del coronavirus.

Así, según han informado desde el Ayuntamiento de Málaga a través de un comunicado, ahora mediante la prórroga del estado de alarma, se hace necesario llegar al acuerdo para un expediente de regulación temporal de empleo, que ha sido firmado por los representantes de los trabajadores y de la dirección de la empresa.

Con estas medidas los representantes de los trabajadores y la dirección quieren garantizar el futuro de la empresa, preservar la seguridad y salud de los trabajadores y, sobre todo, adaptar este servicio público esencial a las necesidades de todos los ciudadanos de Málaga.

Así, el periodo de duración del ERTE es desde el día siguiente a la declaración del estado de alarma, 15 de marzo de 2020, hasta la fecha de finalización de la vigencia del mismo, incluidas las eventuales prórrogas.

Ahora los trabajadores incluidos en el expediente son un total de 230 trabajadores de diferentes departamentos de la empresa, incluyendo conductores, personal de talleres, estación de autobuses y personal de administración.

En cuanto a los criterios afectación han detallado que se han establecido los siguientes para determinar la inclusión de trabajadores en el expediente: en situación de riesgo por Covid-19; con hijos y mayores a su cargo y antigüedad.

Por otro lado, han recordado que esta modalidad de ERTE recogida en el Real Decreto Ley 8/2020 del 17 de marzo, garantiza la vuelta de los trabajadores en las mismas condiciones.

En relación con mejoras que resultarán de aplicación, han detallado la aportación a cada trabajador en situación de ERTE de 600 euros brutos mensuales o parte proporcional al número de días de afectación y al porcentaje de jornada por el que cada trabajador esté contratado; no se ajustará proporcionalidad en vacaciones, pagas extras o cualquier otro concepto susceptible a la suspensión del contrato; y los trabajadores incluidos en el expediente percibirán la paga extra de abril en la misma fecha que el resto de la plantilla, al estar ya devengada.

Todas estas medidas se han acordado con el consenso de la dirección de la empresa y la representación de los trabajadores por unanimidad de todas las fuerzas sindicales.

Han insistido, por otro lado, que esta nueva adaptación de las condiciones de trabajo viene determinada por la caída de viajeros hasta en un 90% y por la prórroga del periodo del Estado de Alarma decretado por el Gobierno.

Por otro lado, han recordado que la dirección de la empresa y los representantes de los trabajadores negociaron en su momento una adaptación temporal de las condiciones de trabajo, que incluía medidas de flexibilidad para toda la plantilla; excedencias y permisos sin sueldo para todos aquellos trabajadores que lo soliciten; y que los trabajadores han podido compensar cualquier tipo de débito de jornada que les corresponda de periodos anteriores.

De igual modo, se acordó una adecuación del calendario vacacional, de forma que se adelantan las vacaciones del resto del año para su disfrute en este periodo de alarma; y que en aquellos departamentos en los que resulta posible y existe carga de trabajo, se ha optado por el teletrabajo.

Servicio público básico

El transporte urbano de viajeros en autobús es un servicio público básico, esencial, cuya prestación garantiza que los ciudadanos puedan acceder a los servicios básicos.

Con la publicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, así como la prórroga de dicho estado de alarma por el Decreto 476/2020 de 27 de marzo, los transportes urbanos tienen la necesidad de adaptar sus servicios a esta realidad.

Las autoridades han decretado una serie de servicios mínimos que deben prestarse en estos días y mientras dure el estado de alarma, al tiempo que se han facilitado recomendaciones para proteger la seguridad y salud de las personas trabajadoras del transporte público.

En estas últimas semanas la demanda de viajeros ha caído hacia niveles de hasta un 90 por ciento con respecto a los días laborales normales, y por eso, la Empresa Malagueña de Transporte SAM ha adaptado sus horarios, recorridos y cuadros de trabajo tanto a los servicios mínimos decretados como a las recomendaciones de seguridad y salud, para proteger de la mejor manera posible a sus trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios