Málaga

Eduardo Cestino gana las elecciones a la presidencia del Club Mediterráneo

  • El ingeniero, líder de la candidatura Deporte Familia Futuro, se impuso anoche a Gómez-Raggio en unas elecciones de alta participación

Eduardo Cestino posa ayer en la sede del club. Eduardo Cestino posa ayer en la sede del club.

Eduardo Cestino posa ayer en la sede del club. / a. r.

El ingeniero agrónomo Eduardo Cestino fue elegido anoche presidente del Club Mediterráneo para los próximos cuatro años tras unas elecciones reñidas con el otro candidato, José Agustín Gómez-Raggio, al reunir 627 votos por los 507 de su rival. Cestino lideraba el proyecto DeporteFamiliaFuturo, en el que también está como vicepresidente primero el abogado Luis Portero de la Torre. Cestino se mostró anoche muy satisfecho por la victoria y destacó que "vamos a trabajar por el club y le decimos a los socios que nos tienen a su disposición". Cestino, que agradeció la alta participación (más del 50) en estos comicios, ya formaba parte de la anterior junta directiva y ahora ocupará la presidencia de uno de los principales clubes deportivos y sociales de la ciudad con cerca de 4.000 socios.

Cestino tenía un amplio programa pero, en una entrevista concedida a este diario el pasado jueves, destacaba que los tres grandes proyectos eran "seguir modernizando el club social para dar mejor cabida a los casi 3.000 hijos de socios que son el futuro de la entidad, seguir avanzando en la ejecución de los dos edificios de la Marina que tenemos proyectados, y mantener las políticas a favor del deporte y la familia que han motivado que en la actualidad más de 1.800 socios estén apuntados a alguna actividad deportiva, alcanzando una floreciente situación deportiva y una gestión económica como nunca antes tuvo la entidad". Cestino aseguró que "la amplia mayoría de socios" del club habían "aplaudido" la gestión de la anterior directiva, de la que fue vicepresidente, e indicó que uno de los retos de este centro será abrirse más al resto de la ciudad. "Al club no solo viene el socio para hacer deporte y disfrutar de las instalaciones; también disfrutan del deporte en nuestro club cientos de afiliados deportivos que no son socios. Y los malagueños, hagan o no deporte, pueden igualmente disfrutar de parte de nuestras instalaciones abiertas al público, como el edificio de la sede social, donde pueden asistir a las actividades culturales o disfrutar de nuestro restaurante. El club siempre ha estado abierto a la ciudad y los malagueños lo saben", resaltó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios