Coronavirus en Málaga Fallece el médico jubilado del Clínico que ingresó en la UCI de ese hospital con coronavirus

  • El centro sanitario está de luto porque era un profesional muy querido y respetado

  • Fue uno de los primeros anestesistas de Málaga y 'durmió' a pacientes durante cuarenta años

  • El hospital destacó que fue un profesional incansable y comprometido que salvó muchas vidas

Fallece el médico jubilado del Clínico que ingresó en la UCI por coronavirus Fallece el médico jubilado del Clínico que ingresó en la UCI por coronavirus

Fallece el médico jubilado del Clínico que ingresó en la UCI por coronavirus / M. H.

José Sarmiento era de Vélez. Tenía 73 años. Tras casi tres semanas de lucha contra el coronavirus, ha fallecido en la mañana de este viernes. Fue la primera persona ingresada en la provincia por esta patología. Era médico jubilado del Clínico, donde ha muerto. "Incansable, riguroso, comprometido, valiente y generoso. Cuántas vidas habrás ayudado a salvar. No las hemos contado, pero esta mañana tuvimos que despedirnos de la tuya", fueron algunas de las frases de homenaje que le rindió su hospital en las redes sociales. 

Sarmiento fue uno de los primeros anestesistas de Málaga y llegó a ser el jefe de la especialidad en el Clínico. Ha muerto precisamente en este hospital donde estaba ingresado en la UCI, cuidado por sus ex compañeros y arropado por su familia. 

Sarmiento era muy querido en el hospital por su sencillez y cercanía. Terminó Medicina en 1969 y recién graduado vivió en una habitación del Civil durante tres años hasta que se mudó para casarse. En una entrevista concedida hace ya tiempo a Málaga Hoy, relataba que aprendió mucho de un practicante que tan pronto encendía las calderas de aquel hospital como ponía anestesias. Porque cuando él empezó, no había MIR (residencia) para Anestesia, sino que se aprendía sobre la marcha.

Fue médico rural en Casabermeja y allí tuvo que enfrentarse sólo a más de un parto. De aquella experiencia le quedó un profundo respeto por los facultativos que desarrollan su labor en el ámbito rural. También recordaba de aquel periodo, sus tardes de mesa camilla con los vecinos de aquel pueblo.

Le daba igual que le llamaran anestesista o anestesiólogo, aunque se lo reprocharan algunos de sus compañeros. Porque él sostenía que era lo mismo un término u otro ya que “lo importante es hacer la anestesia en condiciones”.

Sus ex compañeros, que estuvieron pendientes de su evolución, lamentan profundamente su pérdida

Contaba en aquella entrevista que le gustaba el postoperatorio porque podía ver los resultados de una intervención, lo que hace la Medicina por las personas. Y destacaba el papel del anestesiólogo, ese profesional que pocos pacientes conocen, pero que es imprescindible para la actividad quirúrgica.

“Con la anestesia, ponemos a los enfermos en una situación límite de la cual tenemos que garantizarle la salida”, reflexionaba. Y añadía que cuando el paciente evoluciona bien tras una operación, “la satisfacción es tan íntima que nadie es capaz de entenderla”. Amaba su profesión. 

Muchos de los cirujanos, sus ex compañeros de quirófano, y numerosos trabajadores del hospital eran sus amigos. Los mismos que siguieron de cerca su situación clínica mientras estuvo en la UCI. Numerosos trabajadores lamentan profundamente su pérdida. Tenía una patología previa y 73 años. Luchó durante 20 días intubado, en la UCI de su hospital por sobrevivir. No ha sido posible. El Clínico está de luto. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios