Málaga

La Junta prevé construir el puerto seco en el suelo que se reserva para la 'expo'

  • El Plan General delimita una extensión de 600.000 metros junto al PTA en la idea de organizar un evento internacional · El Potaum dibuja en ese espacio la plataforma logística de apoyo al puerto de la ciudad

Los planes del equipo de gobierno del PP de plantear la candidatura de Málaga para organizar una exposición internacional vinculada a las tecnologías se encuentra con un nuevo escollo en su camino. Al hecho insalvable de que cualquier opción a celebrar un evento de estas características no sería posible hasta el año 2023, de acuerdo con el calendario fijado por la organización responsable de estas actividades, se suma un nuevo punto de fricción urbanística entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía. Y esto es así porque los suelos que el Consistorio ha delimitado en el nuevo planeamiento de la ciudad en la zona de Campanillas como posible asentamiento para un evento de estas características aparecen ya reservados por la Administración autonómica, dentro del Plan de Ordenación Territorial (POT) de Málaga y su área metropolitana, como localización para el futuro puerto seco.

Si bien el documento de rango supramunicipal no ha sido aún aprobado por los órganos competentes, lo cierto es que si se mantiene la previsión de disponer esta plataforma logística, que complementará las actividades del puerto de la ciudad, en esta localización, las opciones del equipo de gobierno de emplazar en los mismos suelos la expo quedarían anuladas. Ello le obligaría a buscar una ubicación alternativa, hecho complejo por cuanto las dimensiones que necesitaría una actividad de estas características serían importantes.

Fuentes próximas al conocido Potaum informaron a este periódico de que previsiblemente el área destinada a este espacio productivo, que ha provocado la protesta y el malestar de los vecinos de la zona de Santa Rosalía-Maqueda y del propio Consistorio, sufra "una pequeña reducción de espacio", aunque la situación de la misma se mantendrá. El documento, elaborado por el urbanista Manuel González Fustegueras, dibuja una extensión para este fin de 290 hectáreas (2,9 millones de metros cuadrados).

No obstante, desde el equipo de gobierno se confía en que finalmente se atiendan las alegaciones presentadas en los últimos meses, al objeto de desplazar a otra localización esta plataforma logística. El concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, estimó que la parcela elegida por los redactores del plan de ordenación territorial "quizá no es el sitio más adecuado" para el uso previsto. La intención municipal es que ese suelo tenga una utilidad mayor, como la exposición internacional. "Es una posibilidad valorar esta zona para acoger un evento de este tipo, más aún por la proximidad que tiene con el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA)", agregó.

La apuesta realizada por el alcalde, Francisco de la Torre, para que la capital albergue un evento de carácter internacional viene de lejos. Ya en 2005, cuando se daban los primeros pasos para redactar la revisión del Plan General de la capital, el regidor apuntó la posibilidad de delimitar una parcela de suelo de suficiente entidad que permitiese albergar una exposición internacional semejante a la de Sevilla o, más recientemente, a la de Zaragoza.

Y el deseo quedó finalmente fijado en el documento de planeamiento. En concreto, los técnicos encargados de la redacción pintan para uso de equipamiento dos sectores en la parte sur de Campanillas: Liria Suroeste y Liria Sureste, que suman entre ambos una extensión próxima a los 600.000 metros cuadrados. La trascendencia que se le da a estos dos terrenos es máxima, ya que en el propio Plan General se precisa: "Este suelo se propone como enclave de reserva capaz de albergar un equipamiento de gran escala para la ciudad y que, por su posición estratégica, puede asumir dotaciones de marcado carácter metropolitano".

En base a ello, De la Torre aprovechó el último Debate sobre el Estado de la Ciudad, que tuvo lugar el pasado 3 de diciembre, para postular a Málaga como posible sede de una expo internacional de nuevas tecnologías. Aunque no aportó más datos al respecto a lo largo de su intervención, aludió a la necesidad de consensuar con los grupos de la oposición la localización más adecuada para este evento y subrayó la trascendencia que en este reto tiene el trabajo desarrollado en la última década por el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y, más recientemente, por el Club Málaga Valley, que reúne a algunas de las grandes compañías multinacionales vinculadas al sector tecnológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios