Málaga

Málaga quiere que los locales reconvertidos a vivienda tengan que estar al menos un año como alquiler de larga estancia

Interior de un local reconvertido en apartamento en Málaga.

Interior de un local reconvertido en apartamento en Málaga. / Javier Albiñana

El asedio numantino a las viviendas de uso turístico no se quedan sólo en la limitación a que los que se registren a partir de febrero de este año tengan una entrada independiente del resto del edificio. El Ayuntamiento está estudiando si puede acotar que los locales comerciales convertidos en vivienda deban estar "algo más de un año" en alquiler de larga estancia antes de ofertarse como turístico. 

Es justamente esta medida que limita a aquellos con entrada independiente la posibilidad de registrar nuevas viviendas turísticas la que podría hacer que los interesados en alquilar a corto plazo para visitantes virasen sus miradas –si es que no lo están ya– en los locales comerciales que, de por sí, ya cuentan con ella. 

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha apuntado que ya habían pensado en esta problemática, "los locales comerciales tienen un papel esencial como comercio", ha señalado a la vez que destacaba la importancia de los mismos a la hora de hacer barrio. 

Desde 2021, en la provincia de Málaga 839 locales se han convertido en viviendas.  La mayoría eran comercios que se convierten en viviendas, siendo el caso de 327 locales desde el año 2021, pero también había 198 almacenes y trasteros, así como 88 oficinas, según un informe de Idealista a partir de datos del Catastro. 

Alta rentabilidad

El informe elaborado por Idealista también recoge la diferencia de precios entre una vivienda y un inmueble de uso empresarial, industrial o de almacenamiento. Así, según los datos del portal inmobiliario, el valor puede pasar a triplicarse en la mayoría de los casos, aunque en provincias como Zaragoza, Huesca o Lugo se puede llegar a multiplicar hasta por siete. En el caso concreto de Málaga, la vivienda vale un 86% más que un local comercial y un 80% más que una oficina, por lo según esto el cambio de uso sale más que rentable.

Esto explica la proliferación de estas transformaciones en Málaga, además de escasa oferta de pisos para atender la demanda existente, algo sobre lo que el Banco de España advirtió en su último informe, señalando a Málaga como una de las cinco provincias del país con mayor falta de suelo para construir viviendas. Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante son las otras cuatro a las que este organismo apuntó. En concreto, harían falta unas 600.000 viviendas hasta 2025 para suplir el déficit de inmuebles en el país, pese a que hay casi 4 millones de viviendas vacías o desocupadas, según los datos recogidos en su informe.

En Málaga los promotores llevan tiempo advirtiendo del problema que supone la escasez de suelo finalista. De hecho, a finales del pasado año, la Federación Andaluza de Empresarios de la Construcción (Fadeco) aseguró que las bolsas de suelo disponible en Málaga apenas darían para cubrir la demanda de dos o tres años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios