Málaga

El Metro desentierra parte de la muralla medieval de Málaga

  • Esta estructura está declarada BIC, lo que obliga a protegerla y conservarla

  • Fomento ya trabaja en un proyecto de actuación sobre la misma

Vista de archivo de la zona de actuación arqueológica del Metro en la Avenida de Andalucía. Vista de archivo de la zona de actuación arqueológica del Metro en la Avenida de Andalucía.

Vista de archivo de la zona de actuación arqueológica del Metro en la Avenida de Andalucía.

Nuevo hito arqueológico en el avance de las obras del Metro de Málaga en su largo caminar hacia el Centro de la ciudad. Los trabajos finales que se vienen realizando desde hace algunos meses en la parte final del tramo de la Avenida de Andalucía, en las proximidades de la calle Nazareno del Paso, han permitido desenterrar parte de la muralla medieval, estructura que tiene catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC).

El detalle ha sido dado a conocer este lunes por la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, quien ha precisado que dado el valor del hallazgo los técnicos se encuentran dando forma a un proyecto de intervención mediante el que garantizar su protección. Sí ha aclarado que la aparición de estos restos "no afecta al día a día de la obra del Metro". Algo que difiere con lo ocurrido con otros hitos, caso de la muralla nazarí en Callejones del Perchel, que forzó a realizar una importante actuación de ingeniería para evitar que fuese afectada durante la construcción del túnel, y los restos del fuerte de San Lorenzo.

La aparición de esta línea de muralla, que podría pertenecer al siglo XIII, otorga más peso aún a la labor que se viene realizando en esta parte del trazado del ferrocarril urbano. La investigación sobre el terreno que se viene llevando a cabo desde ahora casi año y medio ha permitido sacar a la luz un importante número de restos de diferentes épocas, destacando parte del arrabal musulmán de la época. 

Muestra de la envergadura de la actuación es la superficie del tajo de actuación, de unos 4.000 metros cuadrados, lo que lo hace uno de los mayores a nivel nacional. En este caso concreto, las excavaciones han dejado a la vista "una ciudad tras otra, superpuestas a lo largo de más de ocho siglos de historia, desde la ciudad musulmana del siglo XI hasta los restos de la ciudad contemporánea del siglo XIX". 

Desde el punto de vista científico, lo encontrado aporta nuevos conocimientos de lo que fue la Málaga de la época musulmana. "El barrio en este lado oeste del río Guadalmedina empieza a formarse en la época musulmana y es mucho mayor de lo que se pensaba", subrayaban meses atrás los responsables de la actuación, que valoraban que el arrabal musulmán, sobre el que se asienta el actual barrio de los Callejones de El Perchel, "era ya en el siglo XI una extensión organizada y urbanizada de calles principales y secundarias sobre las que se ubican las viviendas y los servicios públicos".

Ante el valor de las piezas encontradas en el avance de la obra, el Gobierno andaluz, en una resolución de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico sin precedentes, ha decidido conservar y poner en valor los restos más significativos. El espacio al que se han ido trasladando los restos es el primer nivel del túnel bajo Callejones del Perchel (en un espacio libre de la circulación de los trenes a nivel del vestíbulo), donde se halla también la Muralla Nazarí. Será en este emplazamiento donde se acondicionará un espacio museístico donde se pondrán en valor.

Un pavimento calizo y cuatro vasijas de gran tamaño de la antigua curtiduría encontrada frente a la sede de Hacienda; dos calles con su pavimento y muros asociados (una de las vías es continuación de la actual de Callejones del Perchel y está datada en el siglo XV-XVI; la otra, es de época nazarí), y los los pavimentos y muros de cimentación de una vivienda unifamiliar de época musulmana… Estos son algunos de los hallazgos ya recuperados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios