Málaga

Nueva exportación de transformadores en el puerto de Málaga

Buque ‘AAL Galveston’ encargado de la exportación de dos transformadores a Malasia atracado en el muelle seis.

Buque ‘AAL Galveston’ encargado de la exportación de dos transformadores a Malasia atracado en el muelle seis. / J. C. Cilveti

Entre las jornadas de ayer y hoy, el puerto de Málaga cumplimentará una nueva exportación de transformadores, la segunda que se realiza en los que llevamos de año. En el muelle número seis, el buque de bandera chipriota AAL Galveston ha cargado dos transformadores que, con sus equipos auxiliares, navegarán con destino a Malasia.

Procedentes los transformadores de la fábrica cordobesa ABB-Hitachi, este cargamento gestionado por la agencia Servimad Global, además de ratificar al puerto malagueño como uno de los principales centros de exportación nacional para este tipo de elementos, asienta el uso de buques de carga general para estos transportes; unas operativas que habitualmente se hacían con barcos de cargas especiales y que desde 2020, en el caso concreto del puerto malacitano, emplea cargueros especialmente certificados para realizar este tipo de fletes.

Ejecutadas en 2021 tres exportaciones que desde los muelles malagueños llevaron tres transformadores a Estados Unidos, Francia y Países Bajos, en el presente ejercicio y sólo con dos operativas, el número de elementos cargados ya supera los números del año pasado. Realizado un primer embarque en enero en el que se cargaron desde la terminal de contenedores dos transformadores con destino a Francia, ahora, otros dos salen desde el muelle número seis con rumbo a Malasia.

Mantenida la asiduidad de este tráfico que se gestiona en demanda de necesidades y que permanece en activo desde 2014, dos serían las claves principales por las que el puerto malagueño ha captado estas exportaciones.

La cercanía entre la factoría cordobesa donde se manufacturan los transformadores y la posibilidad de la movilización por carretera en camiones especiales constituiría la primera de estas claves, siendo la segunda la que hace referencia a la disponibilidad de poder usar algún muelle para posicionar la carga, con un tiempo variable, a la espera de la llegada del buque encargado de su transporte.

Con el añadido de que el puerto malacitano también ha servido como receptor para transformadores averiados que llegan para ser reparados, la exportación de estos elementos, hasta la fecha, ha supuesto singladuras a: Escocia, Italia, Arabia Saudí, Omán, Irán, Iraq, Estados Unidos, Países Bajos, Francia y ahora Malasia. Un tráfico asentado y de larga duración que, con toda seguridad, antes de que finalice el presente año tendrá alguna operativa más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios